La economía vasca bajó un 2,9 % interanual en el primer trimestre del año y empeora la previsión del Gobierno Vasco, que había estimado que el retroceso del Producto Interior Bruto (PIB) en este arranque de 2021 sería del 2,5 %.

El Instituto Vasco de Estadística (Eustat) ha publicado este lunes el avance de las cuentas trimestrales del primer trimestre de 2021, un periodo en el que se constata una mejoría del 0,2 % en relación con el último trimestre de 2020, ejercicio en el que la economía regional se contrajo un 9,5 % y el empleo un 8,1 %.

El periodo enero-marzo ha sido además el tercer trimestre consecutivo con tasas positivas intertrimestrales. La comparativa interanual sigue siendo negativa, aunque se ha atenuado al pasar de una caída del 7,6 % en el tramo final de 2020 y a un descenso del 2,9 % en el arranque de 2021.

Entre enero y marzo el empleo subió un 0,5 % respecto al trimestre anterior, pero bajó un 2,1 % en relación al mismo periodo del año anterior. Sin embargo, este retroceso interanual es de nuevo mucho menor que el registrado entre octubre y diciembre de 2020, cuando la bajada en relación al año anterior fue del 6,3 %.

Las cifras aportadas este lunes por el Eustat ponen de manifiesto que la economía vasca se recupera del impacto de la crisis económica causada por la covid-19 a un ritmo menor que el calculado por el Gobierno Vasco.

A finales de marzo el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, revisó a la baja la previsión de crecimiento de la economía en Euskadi para 2021 y la situó en el 6,7 %, casi dos puntos por debajo de la contemplada hasta entonces (8,6 %), por el efecto de las restricciones derivadas de la olas del virus tras el verano y tras la Navidad.

En esa misma intervención en el Parlamento Vasco el consejero vaticinó que en este primer trimestre de 2021 el PIB solo se contraería un 2,5 %, pero finalmente la caída ha sido cuatro décimas más acusada al alcanzar el 2,9 %.

El Ejecutivo espera que a partir del segundo trimestre se produzca un incremento interanual extraordinario, del 17,8 %, al compararse con el periodo de 2020 en el que hubo un confinamiento estricto y gran parte de la actividad económica estuvo paralizada.

También espera aumentos del PIB en los trimestres posteriores, aunque de menor calado, con un máximo en el primero de 2022 del 8,2 %, momento a partir del cual las tasas se irán moderando hasta el 2,8 % que se espera para el cuarto trimestre de ese ejercicio.

En materia de empleo, el Gobierno Vasco cree que la ocupación aumentará un 1,5 % este ejercicio y un 1,7 % el próximo, con 13.600 empleos más y 15.800, respectivamente. Con estos datos la tasa de paro, que se colocó en un 10,5 % de media anual en 2020, se irá reduciendo hasta el 10,1 % en 2021 y al 9,5 % en 2022.

El Eustat tiene previsto publicar información más detallada sobre las cuentas trimestrales de este año el próximo 4 de junio. EFE


Compartir

Dejar respuesta