El jugador del Deportivo Alavés Stephane Keller, sobre el que la entidad vitoriana tiene depositadas muchas esperanzas, debutó este domingo en Primera División y jugó sus primeros 15 minutos en la máxima categoría ante el Cádiz.

La ausencia de Víctor Laguardia y la expulsión de Alberto Rodríguez “Tachi” provocó que Pablo Machín diera la alternativa al joven jugador del equipo filial, que saltó al césped del Ramón de Carranza con el dorsal 39 y formó pareja con el galo Florian Lejeune.

El camerunés de 19 años y 190 centímetros actuó durante unos minutos como defensa central, aunque el resultado final de 3-1 amargó su debut. EFE


Compartir

Dejar respuesta