Guardia Civil base

La Guardia Civil ha detenido a dos personas en Navarra, una de ellas ya en prisión, e imputado a una tercera en el País Vasco acusadas de fabricación, tenencia y tráfico de armas de fuego. Hubo registros en domicilios, también de Álava donde se localizó material.

La operación BREDA ha permito ademas a los agentes incautarse de dos pistolas, una escopeta, un arma artesanal de dos cañones paralelos, un cañón de pistola en fabricación, 156 cartuchos de fogueo 9 mm con rodamiento encastrado y otros 171 aún en fabricación, maquinaria y herramientas, una katana, dos juegos de ganzúas y dos llaves de pugilato.

Además han intervenido 2,5 kilos de marihuana en cogollos y hojas, útiles para su cultivo indoor y su posterior procesamiento, una bolsa de speed, sustancias para elaborar metanfetamina, tres básculas de precisión, 14.500 euros en metálico, 6 teléfonos móviles y varios dispositivos usb.

La operación, según ha informado este martes la Guardia Civil, se inició el pasado mes de julio al tener conocimiento de un envío a través de Correos que contenía dos armas cortas y varios cartuchos metálicos.

Tras la apertura del paquete en sede judicial, se confirmó que una de las armas era una pistola detonadora modificada para hacer fuego con munición metálica, y además se identificó el emisor, una persona que se dedicaba al tráfico de drogas.

Reunidas las pruebas y completa la identificación del receptor del envío, el pasado día 16 fueron detenidos ambos y, con orden judicial, se procedió al registro de varios domicilios en Navarra, Álava y Bizkaia en los que se intervino el material citado.

Esta operación está enmarcada dentro del Plan Integral para el Control de las Armas de Fuego (PICAF) del que se encarga la Guardia Civil, como único cuerpo con competencias sobre el control de armas y explosivos, con el fin de hacer un estrecho seguimiento de posibles delitos.

Llevada a cabo bajo la dirección de la Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 1 de Tafalla y la Fiscalía de Navarra, una vez concluida la actuación policial, uno de los detenidos ha ingresado en prisión provisional sin fianza y el otro ha quedado en libertad provisional con orden de comparecer cada quince días en el juzgado. EFE


Compartir

Dejar respuesta