Los bomeros realizaron ayer numerosas labores por el hielo y la nieve en Vitoria. Además de esparcir sal en calzadas de diversos puntos de la ciudad por el hielo, prestaron atención a la caída de alerros y tejados.

Un total de 125 intervenciones por este segundo capítulo este año. De las que 27 fueron ayer. Se retiró en los casos en los próximos días que se podía acceder, y se balizó la zona en los casos en los que no era posible su retirada.

Los efectivos del SPEIS (Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento) del parque de Agirrelanda han realizado hasta el momento 125 salidas para retirar nieve de las cornisas de edificios de la ciudad y de otras estructuras.

El riesgo de caída a la calle de la nieve acumulada en los tejados es una de las consecuencias de las nevadas con las que ha dado comienzo el año 2021. En Vitoria-Gasteiz, las precipitaciones registradas desde el 1 de enero han obligado a los bomberos a acometer estas numerosas intervenciones para evitar que bloques de nieve o hielo se desprendan sobre la vía pública, lo que puede provocar daños materiales y, sobre todo, personales.

Aunque en las últimas horas la nieve ha ido desapareciendo de cornisas y aleros, todavía se recomienda precaución a los y las viandantes a quienes, además, se insta a que eviten pasear por las zonas acotadas por los servicios de emergencia debido al riesgo existente de caída de nieve o de otros elementos.

En este sentido, el peso de la nieve provocó ayer la caída de la lona de protección de un andamio instalado en la calle Fueros, sin que afortunadamente tuviera consecuencias personales.

 


Compartir

Dejar respuesta