zaballa cárcel

La asociación en defensa de los derechos de los presos Salhaketa ha asegurado que el Ministerio de Interior y la dirección de la cárcel alavesa de Zaballa «no son capaces de garantizar el derecho a la seguridad» en este centro, donde esta semana se ha registrado una «trifulca» entre presos y funcionarios, y ha exigido dimisiones.

La Asociación de Trabajadores Penitenciarios denunció que el pasado lunes se produjo una «revuelta» entre varios presos «especialmente conflictivos» y unos funcionarios que se saldó con dos trabajadores de prisiones de baja por lesiones y ocho internos aislados. El «amotinamiento» comenzó en una sala común de televisión cuando un preso empezó a insultar a la jefa de servicios, según esa asociación.

En una nota de prensa, Salhaketa considera que estos hechos «reflejan el malestar generalizado» que existe en esta prisión, en la que, según han recordado, han muerto cinco presos este año sin que se haya depurado «ninguna responsabilidad por parte de la dirección de la cárcel» ni se hayan tomado ninguna medida para evitar que se puedan repetir estos hechos.

«El Ministerio de Interior y la dirección del penal no son capaces de garantizar el derecho a la seguridad que es fundamental para que se respeten los derechos de las personas presas y de los funcionarios de prisiones», dice Salhaketa.

Esta asociación ha exigido «responsabilidades» a las autoridades penitenciarias y políticas por estos hechos y la dimisión de «quienes no tienen capacidad de garantizar el derecho a la vida y la integridad física de las personas dentro del penal». EFE


Compartir