El diputado general de Álava, Ramiro González, ha afirmado que en la controversia entre el Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de Vitoria sobre el trazado de la ampliación del tranvía al barrio de Zabalgana «la opinión determinante tiene que ser» la del consistorio.

Así se ha pronunciado González en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno foral al ser preguntado por las diferencias surgidas entre ambas partes en relación al trazado de esta ampliación del tranvía.

El diputado general ha recordado que la Diputación de Álava sufraga el 17,5 % de las infraestructuras vinculadas con la movilidad de Vitoria y ha remarcado que en el trazado por el que se opte en la ampliación del tranvía a Zabalgana la «opinión determinante tiene que ser» la del consistorio «como no puede ser de otra manera».

Ha reclamado además un diálogo entre el Departamento de Transportes del Gobierno Vasco, dirigido por el socialista Iñaki Arriola, y el Ayuntamiento vitoriano para resolver los problemas vinculados con la ubicación de las cocheras, la afección en Lovaina, San Martín y Abendaño, y la posibilidad de la extensión hasta Jundiz.

«Estas cuestiones se han puesto sobre la mesa por el pleno del Ayuntamiento de Vitoria y tienen que ser objeto de un acuerdo», ha afirmado González, quien ha asegurado que es «muy importante» que el tranvía llegue a Zabalgana, pero también hacerlo «bien».

Ha opinado que «ahora» se está a tiempo de dar respuesta a los problemas surgidos y se ha mostrado confiado en que ambas partes «dialoguen, se pongan encima de la mesa soluciones y finalmente se llegue a un trazado que satisfaga al Ayuntamiento de Vitoria».

En el estudio informativo del Gobierno Vasco, que se publicó a mediados de noviembre en el Boletín Oficial del País Vasco, se prevén dos ramales, uno hacia Jundiz y otro hacia Mariturri, con un tramo común desde la plaza de Lovaina hasta la rotonda entre Naciones Unidas y Zabalgana.

El proyecto, con un presupuesto de casi 118 millones de euros, contempla once paradas y sitúa las cocheras en la zona sur de la ciudad.

Tras conocer el estudio informativo, el alcalde, Gorka Urtaran (PNV), pidió la retirada del documento y criticó que se hubiera publicado «sin acordarlo previamente con el Ayuntamiento», aunque mostró su mano tendida para llegar a un acuerdo sobre las discrepancias.

Posteriormente el pleno del Ayuntamiento pidió retomar las conversaciones sobre el proyecto sin que ello supusiera retrasarlo y planteó también prolongar el trazado hasta la fábrica de Mercedes (en el polígono de Jundiz).

La semana pasada se reunieron ambas partes y el Gobierno Vasco solicitó al consistorio que concrete qué trazado quiere pero se mostró abierto a consensuar la ubicación y el traslado de las cocheras al barrio de Betoño. El consistorio valoró el cambio de las cocheras y pidió atender el resto de reclamaciones como la ampliación hasta Jundiz. EFE



Dejar respuesta