Urkullu quiere resolver el
foto irekia

El Gobierno Vasco y EH Bildu han alcanzado un acuerdo sobre los presupuestos autonómicos para 2022 por un valor global de 253 millones de euros, de los que destacan 120 millones para distintas actuaciones para hacer frente a la emergencia climática y 77 para I+D+i.

Los grupos que sustentan el Ejecutivo autonómico (PNV y PSE) tienen mayoría absoluta en el Parlamento Vasco pero han expresado en varias ocasiones su deseo de llegar a un entendimiento con la oposición y el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, se ha reunido con todos ellos.

Las negociaciones no fructificaron ni con Elkarrekin Podemos-IU ni con el PP, que ya han presentado una enmienda a la totalidad. También la única parlamentaria de Vox ha pedido la devolución de las cuentas, aunque esta formación no fue incluida en la ronda de reuniones.

Finalmente las conversaciones con EH Bildu han llegado a buen puerto y la coalición se abstendrá en la votación de las cuentas en el pleno del próximo día 23 a cambio de mover 253 millones de un total de 13.107 y de que el Gobierno Vasco adquiera tres «compromisos políticos» en materia de empleo, vivienda y crisis climática.

Esta es la primera ocasión desde la fundación de EH Bildu en la que la coalición alcanza un acuerdo para facilitar las cuentas autonómicas, aunque en el Congreso de los Diputados ya hizo lo propio el año pasado y este ha llegado también a un acuerdo con el Ejecutivo de Pedro Sánchez para los presupuestos generales del Estado de 2022 aunque el trámite parlamentario aún no ha terminado.

El acuerdo anunciado este miércoles compromete al Ejecutivo de Iñigo Urkullu a fomentar que los convenios colectivos vascos recojan un Salario Mínimo Interprofesional (SMI) «proporcional a la renta media» de Euskadi.

En materia de Vivienda se anuncia la puesta en marcha de un sistema de control de precios del alquiler privado «cuando la futura normativa estatal en materia de regulación de precios del alquiler privado lo permita», así como la elaboración de un informe con medidas fiscales para contener los precios de la renta, ya sea vía incentivos o mediante penalizaciones, y llevar después esa propuesta al Órgano de Coordinación Tributaria.

El tercer «compromiso político» recogido en el acuerdo se refiere a la I+D+i. En este terreno se aumentará el presupuesto un 12 % cada año en lo que resta de legislatura, lo que para 2011 se cuantifica en 77 millones. El objetivo es alcanzar «lo antes posible» -a ser posible antes del fin de la próxima legislatura en 2028- el porcentaje del 3 % en I+D+i sobre el PIB.

La emergencia climática es el segundo ámbito al que más dinero se destina en el acuerdo presupuestario, 120 millones. La mayoría (90) serán para activar este mismo año un Fondo de Sostenibilidad Energética para las entidades locales, que se incrementará con un crédito para 2022 de 10 millones.

También en este apartado se aumentarán en 20 millones las subvenciones a la eficiencia, al autoconsumo y a comunidades energéticas.

En Salud se destinarán 30 millones a implantar la Estrategia de Atención Primaria garantizando las consultas presenciales y se hará un estudio «para la continuidad» de los Puntos de Atención Continuada.

En Política Social se incluirán 20 millones (10 en 2022 y otros 10 en 2023) para proyectos vinculados a la inclusión social de los colectivos y personas en riesgo de exclusión.

Gobierno Vasco y EH Bildu han acordado además incrementar en 4 millones las Ayudas de Emergencia Social para hacer frente a los gastos energéticos y reforzar con 2 millones las políticas de juventud sobre todo las orientadas a la emancipación.

El acuerdo presupuestario ha sido posible después de que ambos equipos de negociación hayan trabajado «intensamente durante las últimas semanas», han informado el Ejecutivo y EH Bildu en una nota conjunta en la que consideran que el pacto tendrá efectos positivos en la sociedad «en un momento en el que se requieren amplios acuerdos». EFE


Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta