Los peajes de las carreteras de pago existentes en Bizkaia, la AP-8, la Supersur y los Túneles de Archanda, han visto incrementados sus peajes un 2,5 % de media desde el pasado 1 de enero.

Así lo ha dado a conocer el diputado foral de Desarrollo Económico de Bizkaia, Imanol Pradales.

Ha recordado que el pasado 1 de enero entró en vigor también el régimen de subvenciones forales que limita a una cuantía de 30,75 euros al mes el gasto en las carreteras de peaje de Bizkaia y establece un límite de gasto de 45 euros para los vizcaínos que utilicen la carretera de peaje AP-1, en Álava, y la AP-8, en Gipuzkoa.

Pradales ha recordado que a los vecinos del Duranguesado con vehículos ligeros que tengan el dispositivo OBE de identificación y pago se les hará un descuento de 0,87 céntimos de euro por recorrido y que a los vehículos pesados se les descontará el 13 % sobre la tarifa abonada en los trayectos de la AP-8 entre Galdakao y el límite con Gipuzkoa y por la Supersur Santutrzi-Bilbao, siempre que realicen 20 o más trayectos al mes y usen

 



3 Comentarios

  1. Mejor que la Diputación Foral de Álava les devuelva a las haciendas bizkaina y gipuzkoana las retenciones a cuenta de los sueldos de los trabajadores públicos de Lakua de Bizkaia y Gipuzkoa que Álava se queda con todo su morro.

  2. No entiendo esto que se expone en el artículo sobre «límite de gasto de 45 euros para los vizcaínos que utilicen la carretera de peaje AP-1». Creo que el tramo Bio-Vit-Bio es el único tramo de peaje no subvencionado para residentes en Vizcaya.

Dejar respuesta