García: Los partidos cambiarán de resultado en el descuento

El entrenador del Deportivo Alavés, Luis García Plaza, se mostró optimista con su equipo de cara al choque ante el Málaga y dijo que “es el momento de cambiar la dinámica” porque “el equipo se merece terminar el año bien”.

El madrileño reconoció en rueda de prensa que no han estado bien en los dos últimos partidos y admitió que “después de 17 partidos buenos”, llevan tres con “sensaciones extrañas y malos resultados”.

“No es normal que llevemos siete goles en tres partidos encajados cuando después del partido de Burgos habíamos dejado siete porterías a cero”, analizó sobre la trayectoria de su plantilla, que demandó que tiene que estar “más estable”. “Tenemos que volver a esa senda y con ello volverán los buenos resultados”, agregó.

A pesar de las derrotas acumuladas, el técnico alavesista aseguró que no han cambiado la forma de jugar en esos partidos. “Como las derrotas son seguidas nos volvemos un poco locos, pero la situación es normal en la clasificación y estamos en la pelea”, remarcó al tiempo que se extraño de que todo haya pasado tan seguido.

Sobre el Málaga consideró que “es raro” que estén abajo con los jugadores que tiene. “Cualquiera que entienda de fútbol sabe que su proyecto es para intentar jugar el ‘playoff’”, apuntó. Por ello indicó que tiene que “hacer las cosas bien para poder puntuar”.

“El equipo está responsabilizado, pase lo que pase estaremos y seguiremos en la lucha. No tenemos que hacer un drama”, manifestó sobre el partido que disputarán el domingo.

Respecto a los cambios recientes en el “once” titular incidió en que en la plantilla “hay mucha igualdad” entre los jugadores y recordó que tienen que estar “al nivel máximo para estar arriba”.

Preguntado por el mercado de invierno, respondió que después del partido de Copa del Rey contra el Mérida se juntará con la dirección deportiva para ver si hay alguna posibilidad de mejorar el equipo o no. “Todos los equipos se plantean mejorarlo, es lógico”, dijo al respecto. EFE

Duelo en La Rosaleda

El Málaga, penúltimo de LaLiga SmartBank con 16 puntos, a cinco de la permanencia, y con unas sensaciones negativas, recibe este domingo en la vigésima primera jornada, la última del año, al Deportivo Alavés en un duelo en el que ambos equipos, con objetivos contrapuestos, buscan cambiar sus dinámicas para ganar confianza.

El conjunto de Pepe Mel, con dos empates seguidos y sólo una derrota en las seis últimas jornadas, aunque también un único triunfo en esa serie, es consciente de que deberá dar el máximo para sumar y acercarse a la zona de permanencia ante un rival confeccionado para retornar a Primera División y que llega a Málaga en una pequeña crisis, con tres derrotas consecutivas.

El Málaga, que desaprovechó una gran oportunidad en la pasada jornada al empatar a un gol contra el Ibiza a domicilio, solamente ha ganado en lo que va de temporada dos encuentros como local: al Lugo (3-2) y a la Ponferradina (1-0), y uno como visitante ante el Mirandés (1-3), lo que le ha situado en una posición de descenso a la Primera RFEF, indecorosa por historia y entidad para los blanquiazules.

El equipo malagueño ha experimentado cierta mejoría en los últimos partidos, en los que le ha faltado redondear el trabajo para haber sacado más puntos, pero no lo ha conseguido.

Por ende, sus números son un ejemplo de su trayectoria, pues no vence desde hace tres jornadas, cuando superó a la Ponferradina, y desde entonces ha sumado 2 puntos de 9 posibles con una derrota frente al Levante (1-0) y dos empates contra Granada (1-1) e Ibiza (1-1).

Tampoco las estadísticas del técnico Pepe Mel son satisfactorias, con 2 triunfos, 7 empates y 5 derrotas en 14 partidos dirigidos, aunque su cargo no corre peligro y está fuerte para intentar con su plantilla revertir la situación.

Los últimos enfrentamientos entre ambos equipos en La Rosaleda han sido favorables al conjunto vitoriano, al haber ganado en las dos ocasiones en las que se midieron, en 2018 por 0-3 y un año antes por 1-2.

Mel recupera al delantero Fran Sol, que se perdió los dos últimos partidos por enfermedad, y al central Unai Bustinza, que sufrió hace dos semanas una fractura nasal. Son dudas el centrocampista Ramón Enríquez y el defensa Juande Rivas, recién salidos de sendas lesiones musculares, y también regresa el meta Manolo Reina una vez cumplida su sanción por cinco amarillas.

Enfrente tendrá a un Deportivo Alavés que necesita redimirse después de tres derrotas consecutivas, su peor racha del curso.

Se esperan cambios en el once de Luis García Plaza, al que podría regresar Xeber Alkain tras cumplir dos partidos de sanción y en el que no podrá entrar Mamadou Sylla, con dos encuentros de castigo tras el último duelo ante el Levante.

A pesar de todo, el Alavés se encuentra a dos puntos del líder, el Eibar, y podría recuperar sensaciones en este duelo.

El técnico babazorro deberá apuntalar varias zonas del campo para volver a ser el Alavés sólido y con pegada que fue en la primera mitad y es probable que lo intente con un equipo distinto al que saltó en Mendizorroza en el último partido.

Es probable que Nahuel Tenaglia vuelva al lateral derecho y Nikola Maras regrese a la zaga junto a Abqar, aunque el entrenador madrileño no quiso desvelar la identidad de un jugador que será duda hasta última hora.

– Alineaciones probables:

Málaga: Rubén Yáñez; Ramalho, Esteban Burgos, Escassi, Javi Jiménez; Fomba, Genaro, Jozabed, Febas; Fran Villalba y Rubén Castro.

Alavés: Sivera; Tenaglia, Abqar, Maras, Duarte; Benavídez, Sevilla; Rioja, Guridi, Alkain o Jason; y Miguel

Árbitro: Trujillo Suárez (Comité Tenerife).

Estadio: La Rosaleda.

Hora: 21.00. EFE



Dejar respuesta