Euskadi sigue siendo la última comunidad en vacunación, pero ya van pensando medidas que mitigue este descrédito comparativo con el resto de España.

El Gobierno Vasco, sobre la campaña de vacunación ha insistido en que si no se va más rápido no es por falta de capacidad, sino porque no llegan más viales, y ha recordado que en las dos últimas semanas no se han recibido dosis de Moderna y que esta semana solo han llegado 20.000 de Pfizer, que deben repartirse entre el personal sanitario y los mayores de 80 años, cuya vacunación empieza mañana con las personas centenarias.

En Euskadi hay más de 160.000 personas que superan esa edad y con las dosis recibidas esta semana «no llega para todo el colectivo», ha evidenciado la consejera Sagardui, que ha hecho un llamamiento a la tranquilidad a las personas mayores, a las que su centro de Salud les llamará para decirles cuándo y cómo serán vacunados. En aquellos casos en los que no sea recomendable la movilidad, se acudirá al domicilio.

Fines de semana y en coche

Se han dispuesto 25 puntos de vacunación para facilitar la accesibilidad de las personas y se vacunará también en el horario de tarde y fines de semana.

Además, habrá un punto por territorio al que las personas mayores acudirán en su vehículo y se les administrará la vacuna sin salir del mismo.

Estarán en el Hospital Donostia, en el Hospital de Santiago y el Centro de Salud de Mungia.

Sagardui ha explicado que el personal de ambulancias subcontratadas por Osakidetza está siendo citado para vacunarse desde esta semana, una vez que se ha terminado de inocular al personal sanitario de primera línea de la red pública y se ha iniciado este mismo proceso en la privada.

Si finalmente estos trabajadores de transporte sanitario -que este martes han protagonizado una protesta en Vitoria- deciden convocar una huelga en protesta por la demora en ser vacunados, «están en su derecho», ha reconocido la consejera, aunque sus empresas les van a llamar a partir de esta semana para darles una cita y ser vacunados.

Sagardui ha avanzado también que el Departamento de Salud trabaja con las diputaciones forales para identificar a los grandes dependientes no institucionalizados para poder proceder a su vacunación, aunque ha admitido que no se puede poner fecha porque la llegada de vacunas no depende del Gobierno Vasco.


Compartir

2 Comentarios

  1. Hay que vacunar a todo el personal de supermercados porque se lo merecen . Ellos estuvieron trabajando como leones y sin ninguna medida de seguridad , mientras el comité de expertooos anti-virus bitxos y pandemias nos decían que las mascarillas no eran necesarias. Y ya que los hipócritas sindicalistas no hacen nada por ellos , al menos deberíamos agradecérselo. Lo mismo para el personal de limpieza de hospitales vigilantes de seguridad , mantenimiento y demás servicios esenciales que trabajaron durante el confinamiento. Gracias a tod@s por estar ahí de forma valiente y sin lloriqueos como «otros».

  2. Menuda mierda de ocurrencia de los lumbreras de Osakidetza. ¿Y si el vacunado sufre una reacción alérgica en el coche que? Eso es una puta chapuza, no se puede jugar así con la vida y la salud de las personas.

Dejar respuesta