La pandemia de la covid se ha cobrado la vida de otras 89 personas en la última semana en Euskadi, donde se han contagiado en las últimas horas a otras 1.104 personas, aunque la positividad ha bajado un punto, hasta el 7 %.

Esta cifra de fallecidos semanales entre el 18 y el 24 de enero es la más alta desde hace un mes, cuando en la segunda y tercera semana de diciembre del año pasado se rozó el centenar de muertos al alcanzar los peores datos de la segunda ola.

El Departamento de Salud del Gobierno Vasco ha hecho públicos los datos de la evolución de la pandemia correspondientes a este martes, día en el que se hicieron 15.837 pruebas diagnósticas en las que dieron positivo 1.104 personas, 3 más que el lunes, jornada en la que se realizaron casi 2.000 test menos.

Por ello la tasa de positividad ha caído un punto, del 8 % del lunes al 7 % este martes. Este porcentaje es el más bajo desde el 16 de enero pasado (6,8 %).

Bizkaia sigue acumulando más de la mitad de los nuevos contagios (609), seguida de Gipuzkoa, que mejora algo sus datos respecto al día anterior (331) y Álava con 179, que los empeora. Además otras 19 personas con residencia fuera de la comunidad autónoma han sido diagnosticadas.

Con estos datos la tasa de incidencia acumulada en catorce días en Euskadi pasa en un día de 571,2 casos por 100.000 habitantes a 588. Los tres territorios empeoran sus datos, aunque Gipuzkoa en menor medida al pasar de 491 a 499, mientras que Bizkaia pasa de 614 a 635,1 y Álava de 551,7 a 571,4 casos.

La presión asistencial, tal y como anunció este martes la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, sigue aumentando y vuelve a superar los máximos de toda la segunda y tercera ola, con 694 pacientes ingresados, 11 más que el lunes.

Especialmente preocupante es la situación de las ucis, donde hay 134 pacientes, 9 más que el día anterior. Esta cifra no se alcanzaba desde finales de noviembre del año pasado.

En planta hay 560 enfermos (548 el lunes), después de que ingresaran este martes 89 personas, 3 más que el día anterior.

Como desde hace ya más de una semana, el número reproductivo básico, el que indica a cuántas personas puede contagiar un enfermo, sigue bajando y se sitúa en 1,11.

En cuanto a la situación de los municipios de más de 5.000 habitantes, hay cierta estabilidad porque frente a los 34 que se encontraban el lunes en la denominada zona roja de transmisión, por encima de los 500 casos acumulados, este martes eran 35, al unirse a los anteriores Basauri.

En Álava, Vitoria y Agurain; en Bizkaia 20: Bilbao, Amorebieta, Arrigorriaga, Balmaseda, Basauri, Bermeo, Derio, Durango, Elorrio, Galdakao, Gernika, Getxo, Güeñes, Lekeitio, Markina, Mungia, Muskiz, Ortuella, Santurtzi y Valle de Trápaga; y 13 en Gipuzkoa: San Sebastián, Andoain, Azpeitia, Elgoibar, Hernani, Irun, Lasarte-Oria, Orio, Pasaia, Tolosa, Urnieta, Zumaia y Zumarraga.

La situación en los centros educativos ha mejorado ligeramente ya que este miércoles son 153 las aulas clausuradas por casos de covid, 11 menos que la víspera, lo que representa el 0,87 % del total de 17.554 clases desde los dos años hasta la educación no universitaria.

El número de centros escolares afectados por algún caso de coronavirus es de 107, es decir 4 menos que el martes, y todavía sigue suspendida la actividad presencial en las dos aulas del pequeño centro rural «Eskola txikia» de Aizarna, en Zestoa (Gipuzkoa). EFE


Compartir

Dejar respuesta