Sos Deiak ha puesto en marcha un sistema que le permitirá conocer en los móviles los últimos pasos de las personas desorientadas -por ejemplo, mayores en la calle o montañeros solitarios-, siempre con su consentimiento previo, para poder así localizarles más rápidamente.

El vicelehendakari y consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, acompañado de la técnica de la Dirección de Atención de Emergencias, Maider Larrañaga, ha explicado los dos los nuevos servicios que ofrece la aplicación de SOS-Deiak.

A la más destacada se le ha llamado el «camino seguro», una nueva funcionalidad que nace para reducir el tiempo que se invierte en la búsqueda o rescate de las personas en riesgo, o solas perdidas.

Se trata usar el sistema de geolocalización que tienen ya todos los móviles. El usuario, voluntariamente, encendería la aplicación de Sos Deiak, lo que permitirá visualizar a los centros de coordinación las últimas posiciones de la persona que lo tiene activada.

Los servicios de emergencia podrán acceder así a lo que en montaña se conoce como el «track«, el itinerario que ha seguido la persona que ha encendido la aplicación.

Erkoreka ha destacado que se trata de una aplicación que se activa siempre de forma voluntaria, y que se desactiva automáticamente en 24 horas. Además, se activa antes de salir -o cuando se quiera-, es decir, no se necesita llamar al 112 cuando uno ya está perdido.

El consejero ha destacado que es una aplicación «altamente recomendable para los que practican deporte en solitario, montañeros, ciclistas, pescadores en acantilados, pero también para las personas mayores en caso de que no vuelvan a casa a la hora esperada. Por supuesto, siempre con su consentimiento».

«Será muy útil para una persona que se ha desnortado en la calle y no puede volver a casa, podemos ahorrarnos horas de angustia, y lo mismo alguien que se ha perdido en el monte. Con la afición que hay en Euskadi al monte o al ciclismo, creemos que va a ser muy útil», ha insistido.

La segunda función que se ha presentado este viernes, disponible en la misma aplicación de Sos Deiak, se ha llamado el «112 inverso», y consiste en enviar los avisos urgentes a los móviles que lo pidan.

«Normalmente los ciudadanos llaman al 112, nuestro objetivo es al revés, darles los consejos». Son las alertas que se lanzan en casos de riesgos inminentes próximos a materializarse: fuertes vientos, inundaciones, impacto marítimo costero, incendios, nevadas…

Erkoreka ha subrayado que también se envían solo con el consentimiento del ciudadano y que solo va a ser usado por Emergencias para enviar estos avisos, no otra información.

Además, los avisos se van a enviar por áreas, es decir, lo recibirán aquellos móviles que estén en una zona concreta a la que afecta el aviso, pero Emergencias no sabrá a qué teléfono en concreto se ha mandado. Por ejemplo, Emergencias enviará un aviso de nevadas en la zona norte de Alava que llegará a los teléfonos que estén dados de alta en ese área. EFE


Compartir

Dejar respuesta