El Gobierno Vasco contribuirá con 500.000 euros a la Alianza Mundial por la Vacunación GAVI, que codirige el mecanismo Covax, lo que contribuirá a facilitar 1,3 millones de dosis de vacunas contra la covid a los 92 países con menos ingresos.

El 5 % de las dosis se reservará a poblaciones vulnerables en contextos humanitarios y se espera que, gracias a Covax, a finales de año, el 20 % de la población de los países empobrecidos esté vacunada.

El Gobierno Vasco ha considerado que contar con una vacuna contra el virus segura, eficaz y que llegue a toda la población mundial, es «esencial para frenar la enfermedad y las consecuencias que está teniendo en el aumento de la pobreza y las desigualdades».

La alianza GAVI es una asociación público-privada internacional que trabaja en la vacunación mundial contra algunas de las enfermedades más letales como el ébola, el cólera o la meningitis.

GAVI codirige el instrumento de financiación Covax, que trata de asegurar un acceso justo y equitativo a la vacuna contra la covid-19 a nivel mundial.

Además de esta aportación, la Agencia Vasca de Cooperación para el Desarrollo-eLankidetza ha promovido junto a Amnistía Internacional, Oxfam Intermón y Médicos Sin Fronteras una declaración a favor de la suspensión temporal de las patentes de las vacunas.

La declaración ha sido leída este martes por el lehendakari, Iñigo Urkullu. En ella se destaca que «es necesario cooperar a escala mundial para eliminar los posibles obstáculos que impiden garantizar que las vacunas se desarrollen y fabriquen en cantidad suficiente, que se distribuyan a tiempo y de manera inclusiva en todo el mundo».

«La apuesta por el derecho a la salud debe asegurar que los derechos de propiedad intelectual no impidan a ningún país garantizar el disfrute de este derecho», añade la declaración, que subraya que ha quedado claro que no va a ser posible superar la pandemia hasta que no se erradique de «todos los rincones del planeta».

Por ello, es necesario aumentar de manera «urgente y exponencial la fabricación y la disponibilidad de vacunas, así como garantizar su reparto equitativo a nivel mundial, lo cual requiere compartir de forma amplia el conocimiento, los datos, los recursos y la propiedad intelectual, especialmente con los países de ingresos bajos y medianos».

Se recuerda que la OMS y más de un centenar de gobiernos apoyan la exención temporal y puntual de determinadas obligaciones recogidas en los Acuerdos sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC).

«Con esta iniciativa se evitarían los oligopolios generados por la propiedad intelectual y se promovería la libertad de operar permitiendo una colaboración que aumente y acelere la disponibilidad, accesibilidad y asequibilidad de las vacunas para la covid-19 a nivel mundial».

En el texto se expresa el apoyo de los firmantes a la exención «temporal y puntual de las patentes para las vacunas y otras herramientas médicas vinculadas a la covid-19», porque es necesario «cooperar a escala mundial» para eliminar obstáculos a la distribución global de las vacunas.

Además del lehendakari han firmado esta declaración Amnistía Internacional, Médicos Sin Fronteras, Oxfam Intermón, los colegios de farmacéuticos, de médicos y de enfermería del País Vasco, y la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao. EFE



3 Comentarios

  1. Microsoft en 2018 liberó 60.000 patentes,destinadas sobre todo para la telefonía móvil (basada en Linux),lo que no quiere decir que Windows se haya convertido en Open Source.

Dejar respuesta