El PNV ganaría las elecciones vascas del 12 de julio y mejoraría sus resultados de hace cuatro años ya que podría conseguir 31 escaños, 3 más de los que tenía, y el PSE, su actual socio en el Gobierno Vasco subiría 2 escaños hasta los 11, con lo que la coalición superaría la mayoría absoluta, situada en 38.

El Ejecutivo autonómico ha publicado este jueves una encuesta de intención de voto de cara a los comicios al Parlamento Vasco en la que PNV y PSE-EE son las formaciones que obtienen el mayor aumento en el número de escaños, seguidos de EH Bildu, que seguiría siendo la segunda fuerza, con 19 asientos, 1 más de los que tenía la pasada legislatura.

Pierde representación Elkarrekin Podemos, hasta 3 escaños y se quedaría con 8, y la coalición PP+Cs no mantendría la representación anterior de los populares (9) y se quedaría con 6 parlamentarios.

La encuesta se ha realizado la primera semana de este mes de junio, con un total de 1.500 entrevistas telefónicas.

En los tres territorios vuelve a ganar el PNV, de manera más holgada en Bizkaia donde conseguiría 12 de los 25 escaños en juego, 1 más que los que logró en 2016, con una estimación de voto del 43,6 % frente al 42 % que logró hace 4 años.

En Álava los nacionalistas obtendrían 9 escaños (8 en 2016) con el 31,3 % de los votos, cuando en los últimos comicios se quedó en el 28,22 %.

En Gipuzkoa el PNV aumentaría su representación, al pasar de los 9 escaños que tenía a 10, y su distancia respecto de EH Bildu, ya que hace cuatro años la diferencia entre ambas formaciones fue de 5,5 puntos y ahora sería de 6,6, ya que alcanzaría el 37,7 % de los votos.

EH Bildu sería la segunda fuerza en los tres territorios. Hace cuatro años en Álava el PP ocupó ese lugar. Mantiene los 5 escaños tanto en este territorio, con el 19,3 % de los votos (17,9 % en 2016), como en Bizkaia, con el 18,8 % (17,56 %).

La coalición abertzale gana peso y un escaño en Gipuzkoa, al llegar a los 9 y al 31,1 % de estimación de voto, frente al 28,8 % de 2016.

Tras el PNV el partido que mejor parado saldría de los comicios sería el PSE-EE, que se convertiría en tercera fuerza parlamentaria desbancando a Elkarrekin Podemos.

Los socialistas ganarían un escaño en Álava y Bizkaia, hasta los 4 en ambos casos, y mantendrían los 3 de Gipuzkoa. En porcentaje de voto llegarían al 15,5 % en Bizkaia (11,7 %), al 17,3 % en Álava (12,99 %) y al 13,3 % en Gipuzkoa (11,8 %).

La coalición PP+Cs perdería 1 escaño por cada territorio respecto de los que tenían los populares en solitario. Se quedarían con 4 escaños por Álava, y un porcentaje del 14,6 %, 4 puntos menos (18,58 %), con 1 por Bizkaia y el 6,6 % de estimación de voto frente al 9,7 %, y 1 por Gipuzkoa y el 5,4 % de apoyos, frente al 7,2 de hace 4 años.

Vox seguiría sin representación en el Parlamento Vasco aunque experimenta un aumento de intención de voto en Álava, único territorio en el que se presentó en 2016, ya que pasaría del 0,5 % al 2,5 %, medio punto menos del mínimo para obtener escaño. En Bizkaia lograría un 1,7 % de los sufragios y en Gipuzkoa del 1,2 %. EFE


Compartir

2 Comentarios

  1. Pues mira por donde en julio pilló vacatas y no tendrá mi voto, ni por correo ni en persona. A mi médico de cabecera ya le he solicitado un informe médico, para escaquearme de las mesas electorales…. Sí con el coronavirus las atenciones con el médico de cabecera han sido por teléfono, me voy a exponer a ponerme en una mesa electoral…. El Lehendakari y su séquito no se ha percatado que hay un rebrote del coronavirus??? . Ni adjuntando cada votante el informe serologico que es negativo, me pongo yo delante en una mesa electoral. Que aguante hasta que se pase la epidemia o tengamos una vacuna. Sí el dinero que se tira en las elecciones se aplicase a la búsqueda de una vacuna, otro gallo nos cantaría

Dejar respuesta