Errenteria es el único ayuntamiento vasco que ha tramitado formalmente ante el Gobierno Vasco su petición para ser declarado como zona tensionada en vivienda, lo que permite limitar los precios del alquiler, según han informado a EFE fuentes del Ejecutivo autonómico.

Son un total de 41 ayuntamientos vascos, entre ellos las tres capitales, los que pueden solicitar la declaración de zona tensionada en vivienda para todo el municipio o para alguno de sus barrios. Es voluntaria, no obligatoria.

Una veintena han aprobado declaraciones en sus plenos municipales a favor de realizar esta solicitud, muchas de ellas a raíz de una moción de Stop Desahucios, pero solo Errenteria ha completado oficialmente los trámites ante el Departamento de Vivienda.

Y es que la ley exige que la solicitud vaya acompañada de un diagnóstico de la vivienda en el municipio y de un plan con medidas a 3 años.

Además, esta figura de zona tensionada que busca limitar los precios de los alquileres surge en la Ley estatal de Vivienda que ha recurrido el PNV, que considera que invade competencias y además ha retraído la oferta de alquiler y por tanto, lo que ha hecho es subir los precios en vez de bajarlos.

En diciembre del pasado año, el Gobierno Vasco remitió a los ayuntamientos un protocolo en el cual se recogían los municipios susceptibles de ser declarados como zona tensionada, así como los pasos a seguir en su tramitación.

Entre los criterios para que una zona sea declarada tensionada figuran que el incremento del precio entre 2017 y 2022 sea superior al IPC más tres puntos y que la carga media de los gastos de la vivienda supere el 30 % de la renta media del hogar.

En Álava cumplen con los requisitos cinco de los seis distritos de Vitoria (queda fuera la zona rural del este, noreste y sureste de la ciudad) y el municipio de Alegría-Dulantzi.

Por territorios, en Bizkaia podrían pedir la declaración de zona tensionada 19 municipios, de los que ocho cumplirían los requisitos en todos sus distritos: Barakaldo, Basauri, Berango, Etxebarri, Santurtzi, Sestao, Sondika, Urduliz.

Pueden ser parcialmente declarados otros once: Abanto-Zierbena, Arrigorriaga, Balmaseda, Bermeo, Bilbao (el distrito seis, que se corresponde con Abando e Indautxu, queda fuera), Erandio, Galdakao, Gernika-Lumo, Leioa, Ortuella y Portugalete.

En el caso de Gipuzkoa habría 20 municipios afectados, 15 de ellos en todos sus distritos: Andoain, Astigarraga, Beasain, Errenteria, Hernani, Irun, Lasarte-Oria, Lazkao, Lezo, Ordizia, Urnieta, Pasaia, Usurbil, Zestoa, Zumaia.

Otros cinco municipios cumplen los requisitos parcialmente: Mondragón, Azkoitia, Tolosa, San Sebastián (quedan fuera los distritos 2 y 6: partes de Aiete, Amara Berri, Centro, Martutene y Miramon-Zorroaga, y los barrios completos de Antiguo, Añorga, Ibaeta, Igueldo y Zubieta) y Zarautz.
EFE



2 Comentarios

Dejar respuesta