La Asamblea nacional del PNV y los militantes socialistas ratificarán mañana lunes el pacto que PNV y PSE han cerrado para repetir la fórmula de un Gobierno Vasco de coalición presidido por Iñigo Urkullu, y en los próximos días se conocerá el peso real que cada socio tendrá en el nuevo Ejecutivo con el reparto de carteras.

El principio de acuerdo fue ratificado el pasado jueves por las ejecutivas de ambos partidos. Mañana será avalado por el máximo órgano de dirección del PNV y previsiblemente por los militantes del PSE, que entre hoy y el lunes están llamados a una consulta para responder a la siguiente pregunta: «El PSE-EE ha alcanzado un acuerdo para la gobernabilidad de Euskadi con EAJ-PNV. ¿Respaldas este acuerdo? Sí/No».

El martes el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, y la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, firmarán el acuerdo en el Parlamento Vasco, dos días antes del pleno de investidura del lehendakari.

Urkullu será investido el jueves en la primera votación que se llevará a cabo ese mismo día por mayoría absoluta gracias a los votos de los 31 parlamentarios del PNV y los 10 del PSE y no tendrá rival en la otra candidata a lehendakari que se ha presentado por EH Bildu, Maddalen Iriarte, que únicamente conseguirá el apoyo de su grupo formado por 21 parlamentarios.

Tras su investidura se espera que Urkullu desvele los nombres de sus consejeros y el sábado 5 de septiembre el lehendakari jurará su cargo bajo el árbol de Gernika y tomará posesión del mismo en la Casa de Juntas de esta villa vizcaína, después de que el Boletín Oficial del Estado publique el Real Decreto de su nombramiento firmado por el Rey Felipe VI.

La siguiente semana tomarán posesión sus consejeros y se prevé que el martes 8 de septiembre tenga lugar la primera reunión del Consejo de Gobierno.

Hasta la fecha han trascendido únicamente las líneas generales del acuerdo de Gobierno y se espera que en los próximos días ambos partidos desvelen el contenido íntegro del pacto.

PNV y PSE priorizarán las políticas para garantizar la salud por la crisis de la covid-19 y reforzarán el sistema de servicios sociales y el diálogo con los agentes sociales para presentar de forma urgente una estrategia para la recuperación económica y del empleo.

Ambos abogan también por la reforma de la Renta de Garantía de Ingresos y la revisión de la fiscalidad para lograr una mayor progresividad.

El PNV y el PSE se comprometen a defender el autogobierno y el cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika y a lograr «un nuevo pacto estatutario para una nueva generación», con el objetivo de conseguir «más y mejor autogobierno».

Esta es la única referencia al futuro del autogobierno que se hace en la comunicación hecha pública por ambos partidos sobre el contenido del preacuerdo. Se espera que el documento completo recoja más detalles sobre este asunto.

En el acuerdo de hace cuatro años ambos partidos se comprometían a «promover un proceso que culmine en la necesaria actualización del pacto estatutario vasco» y se daban libertad para defender sus respectivas posiciones.

En la anterior legislatura los nacionalistas gestionaron las siguientes áreas además de la Portavocía del Gobierno: Gobernanza Pública y Autogobierno; Desarrollo Económico e Infraestructuras; Seguridad; Educación; Salud; Empleo y Políticas Sociales; Hacienda y Economía, y Cultura y Política Lingüística.

Los socialistas se hicieron cargo de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda; Turismo, Comercio y Consumo; y Trabajo y Justicia, este último un departamento con escasas competencias al no contar con la gestión del empleo.

Durante la mayor parte de la legislatura el Gobierno Vasco estuvo integrado por seis consejeros hombres, además del lehendakari, y cinco mujeres.

En 2019 esta relación cambió a cuatro consejeros y siete consejeras ya que otras dos mujeres se hicieron cargo de los departamentos de Salud y de Turismo, Comercio y Consumo tras el cese de sus titulares.

El nacionalista Jon Darpón dimitió en marzo de 2019 como consejero de Salud tras las irregularidades detectadas en la Oferta Pública de Empleo de Osakidetza después de la apertura de diligencias judiciales para investigar si hubo filtraciones de exámenes en las pruebas de varias especialidades.

El socialista Alfredo Retortillo dejó en febrero de 2019 su cargo al frente del Departamento de Turismo, Comercio y Consumo para presentarse como candidato del PSE a las elecciones municipales del 26 de mayo a la Alcaldía de Barakaldo (Bizkaia). EFE


Compartir

Dejar respuesta