El Parlamento Vasco reanuda en febrero la actividad interrumpida desde finales de diciembre con la irrupción del proyecto estrella del Gobierno de Iñigo Urkullu, la ley de Educación, que centrará los debates en un año 2023 condicionado por dos citas electorales.

Los comicios previstos, los forales y municipales del 28 de mayo y los generales, en principio para la recta final del año, pueden complicar los posibles acuerdos entre los grupos parlamentarios en diversas materias ya que en los períodos electorales todos los partidos marcan distancias en sus estrategias.

Además las elecciones reducirán los tiempos de la actividad plenaria en la Cámara ya que, como es habitual, durante las campañas electorales se suelen suspender los plenos para que los comicios no influyan en los debates.

Este año además se producirán antes de mayo reemplazos de parlamentarios, los más relevantes en el principal partido de la oposición, EH Bildu. Su portavoz en la Cámara, Maddalen Iriarte, y el parlamentario Iker Casanova dejarán sus cargos para dedicarse de lleno a sus candidaturas forales, la primera a diputada general de Gipuzkoa y el segundo a diputado general de Bizkaia.

LEY DE EDUCACIÓN

Aunque aún no ha llegado al Parlamento el proyecto de ley de Educación para su tramitación, la norma que sustituirá a la vigente desde 1993, el Departamento de Educación tiene previsto aprobar el texto en el primer trimestre de este año.

Por lo tanto se calcula que el inicio del debate comience poco antes de las elecciones de mayo.

Habrá que ver si las contiendas electorales reducen las posibilidades de que el texto culmine su tramitación en 2023 con un consenso amplio y si se ratifica el pacto educativo que en la primavera pasada rubricaron PNV, EH Bildu, PSE-EE y Elkarrekin Podemos-IU.

SANIDAD

La situación sanitaria será otro de los asuntos centrales que estará muy presente en la Cámara.

Osakidetza tiene la valoración más baja de la última década en la opinión pública y entre los profesionales por el aumento de las listas de espera, la falta de médicos en Atención Primaria y varias especialidades, y por la crisis en la organización sanitaria de Donostialdea y en el servicio de Cirugía Cardiaca de Basurto.

El curso parlamentario arrancará precisamente con el debate polémico de una proposición no de ley impulsada por Elkarrekin Podemos-IU en la que reclama medidas e incentivos para asegurar la exclusividad de los facultativos en la sanidad pública y establecer un régimen de incompatibilidades con la sanidad privada para los jefes de servicio.

PROYECTOS DE LEY EN TRAMITACIÓN

Hay otros proyectos de ley (aprobados por el Gobierno Vasco) y proposiciones no de ley (presentadas por los grupos) que actualmente se encuentran en trámite parlamentario.

De los proyectos de ley destacan los de Salud Pública, Memoria Histórica y Democrática de Euskadi, Estatuto de Personas Consumidoras y Usuarias, Movilidad Sostenible y Lugares o Centros de Culto y Diversidad Religiosa, este último estancado en la Cámara, donde llegó a mediados de 2019.

Entre las proposiciones de ley de los grupos que ya están en distintas fases del trámite parlamentario figuran la segunda modificación de la Ley de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales (PNV-PSE-Elkarrekin Podemos-IU), la propuesta para facilitar el autoconsumo, la reforma de la Ley del Sistema Universitario, la modificación de la normativa de relaciones familiares en supuestos de separación o ruptura de los progenitores y la creación de una oficina anticorrupción, estas cuatro últimas de EH Bildu.

RETRASOS DEL CALENDARIO LEGISLATIVO DEL GOBIERNO VASCO

Hay otros proyectos de ley que el Gobierno Vasco tenía previsto aprobar en 2022, según su calendario legislativo, pero que sufren retrasos, aunque se espera que lleguen al Parlamento en 2023.

Se trata de los siguientes: Sistema Vasco de Empleo, Instituto Vasco de Finanzas, Transición Energética y Cambio Climático, Derechos de la Infancia y la Adolescencia, Cooperación para el Desarrollo, Prevención y Extinción de Incendios y Transparencia y Participación Ciudadana.

Además, en 2023 el Gobierno Vasco también tiene previsto aprobar los siguientes proyectos de ley que también entrarán en la Cámara y que son los siguientes: Integral de Igualdad en la Diversidad y lucha contra la discriminación por orientación sexual, Creación de la Agencia Vasca de Ciberseguridad, Comunidad Vasca en el Exterior y Protección de Datos Personales.

LEYES APROBADAS EN 2022

En 2022 el Parlamento Vasco aprobó 15 leyes. Además de la de los presupuestos de este año, la más importante llegó al final del ejercicio: la Ley del Sistema Vasco de Garantía de Ingresos y para la Inclusión que regula las ayudas sociales.

Entre el resto figuran además la modificación de la Ley para la Igualdad de Mujeres y Hombres, Juventud, Empleo Público Vasco y Protección de Animales Domésticos.

En cambio, fueron rechazadas proposiciones de ley de la oposición como la de Derechos sexuales y reproductivos, Salud Mental y Creación de la sociedad pública de Energías Renovables, las tres de Elkarrekin Podemos, y las de Promoción del alquiler social desde el urbanismo, Patrimonio Cultural y la reforma del código de conducta y de los conflictos de intereses de los cargos públicos para evitar las puertas giratorias, de EH Bildu. EFE



2 Comentarios

  1. Cuantas vacacione tienen estos servidores públicos.
    No se les cae la cara de vergüenza 1 mes sin hacer nada o sea como el resto del año,
    Es mas facil que digan los dia que trabajan que sera mas facil.
    Panda de vagos

Dejar respuesta