El proyecto del Gasteiz Antzokia iniciará sus obras «en los próximos días» con el objetivo de que el nuevo espacio cultural y de fomento del euskera que se proyecta en Vitoria este finalizado para el año 2023.

El plan de rehabilitación del Palacio Ruiz de Vergara para transformarlo en el Gasteiz Antzokia y en la Casa del Euskera cuenta con una inversión de 2,6 millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses.

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha informado de que se pretende finalizar la primera fase de las obras antes del verano con los trabajos de estructura, aislamiento y adaptación del espacio.

Urtaran ha destacado que esta obra supondrá la recuperación del palacio renacentista del siglo XVI ubicado en el casco histórico de la capital alavesa y su conversión en «un espacio de encuentro, de formación, de creación cultural y lleno de vida en euskera».

El Gasteiz Antzokia ocupará la primera planta del inmueble con acceso por la calle Zapatería y contará con un espacio de hostelería y un escenario para acoger diferentes tipos de espectáculos como teatro y conciertos para un aforo de 507 personas, además de un balcón ubicado en la segunda planta que lucirá seis arcadas con el ladrillo original recuperado.

El acceso a la planta baja se realizará por la calle Herrería a la Euskararen Etxea que tendrá una sala multifuncional en la que se podrán organizar exposiciones, charlas y conferencias, así como proyecciones.

La segunda planta del edificio contará con talleres, aseos y espacios de trabajo, una sala polivalente para exposiciones y ludoteca y, al mismo tiempo, servirá de balcón desde el que se podrán visualizar los espectáculos que se desarrollen en la plaza principal del Gasteiz Antzokia.

Por último, la tercera planta estará también destinada a Euskararen Etxea y albergará el espacio de trabajo del Antzokia con tres salas de reuniones acristaladas, un taller y una sala con instalaciones.


Compartir

1 Comentario

  1. Ala, a soltar todos la pasta para que practiquen en el nuevo txoko el euskera, los raperos del Farias, camisa a cuadros, flequillo a tazón, y las manos en los bolsillos.

Dejar respuesta