foto ajena a la información

La Audiencia Nacional ha avalado la decisión de procesar por terrorismo al hombre de 74 años acusado de enviar el año pasado cartas con material explosivo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; a la ministra de Defensa, Margarita Robles, y a diferentes embajadas, entre otros organismos.

Los jueces de la sección segunda de lo Penal han rechazado todos los argumentos con los que el acusado -un antiguo funcionario del Ayuntamiento de Vitoria- pretendía revocar su procesamiento por delitos de terrorismo y fabricación y empleo de artefactos explosivos con finalidad terrorista.

Además de discrepar de esta calificación jurídica, el procesado solicitó el archivo del caso ante la ausencia de indicios de que participase en el envió de aquellos sobres, según indicó en su recurso.

La Sala ha rechazado su recurso en un auto en el que avala la decisión del juez de procesarle, fundamentada en diligencias como los registros practicados en la investigación, los documentos y el material intervenido, la intervención de las comunicaciones, las declaraciones testificales o los informes periciales.

Reconoce el tribunal que no hay indicios de que el investigado pertenezca o colabore con un grupo terrorista, pero subraya que el contexto de guerra en Ucrania en el que se produjeron los envíos, la viabilidad de que los artefactos explosionaran o los destinatarios a quienes iban dirigidos evidencia que en su ánimo está presente el objetivo de alterar gravemente la paz pública y obligar a los poderes públicos a abstenerse del apoyo a Ucrania.

Y recuerda que dos de los envíos se dirigieron al presidente del Gobierno y a la ministra de Defensa, lo que justificaría la modalidad agravada del delito de terrorismo.

En su auto, los magistrados también precisan que será en el momento del juicio cuando se valoren todos los indicios y se decida si constituyen prueba de cargo suficiente para condenar al investigado.

Al investigado, detenido en enero de este año y que estuvo casi tres meses en prisión preventiva, se le atribuye el envío entre noviembre y diciembre de 2022 de seis sobres con material pirotécnico casero.

Estaban dirigidos al Palacio de la Moncloa, al Ministerio de Defensa, a las embajadas de Ucrania y EEUU, a la empresa de armamento Instalaza Zaragoza y a la base aérea de Torrejón de Ardoz, en Madrid. El dirigido a la embajada de Ucrania, hirió de carácter leve a un trabajador. EFE



1 Comentario

  1. Puede decir que pertenecia a los CDR catalanes, que le apliquen la amnistia que los socialistas les van a dar a golpistas y terroristas catalanes, para conseguir el poder.

Dejar respuesta