En la Plaza de la Provincia hay uno de los clásicos comercios de la ciudad. Se trata de la Librería Mayner que tiene en su cristalera un curioso cartel.

Invita a no entrar cuando la consulta tenga que ver con fotocopias.

Suponemos que deben ir mucho para preguntar al respecto, así que han decidido colocar el mensaje en la entrada para ahorrar esfuerzos a los ciudadanos y al propio personal del comercio.

El cartel informa una situación con dos variables: la no realización de fotocopias y el desconocimiento sobre qué otro local puede hacerlas. Dos respuestas en una:

 


Compartir

8 Comentarios

  1. es de lo mas normal en un comertcio donde una aprte importante de clientes solo va a hacer fotocopias que le piden en un edificio municipal . aclara el cliente

  2. pues bien le venia hacerlas, puesto que para que tengan que poner el cartel, es porque les aburren.
    Se han planteado hacerlas y sacar rendimiento???
    Yo habia hecho ya 1a000

  3. Tal vez aparte de la poca rentabilidad de tener en alquiler una fotocopiadora, puede ser que si coloca esa máquina, y es legal tendrá que pagar más impuestos a Hacienda o al ayuntamiento, mientras que todos (incluso los funcionarios municipales, provinciales y autonómicos), podemos ver como en ciertas carnicerías, venden incluso trajes y vestidos…. Con el comercio local autóctono, son muy celosos, los de sanidad y por lo que parece con Otros de importación no lo son tanto

  4. ¡¡ A ver…!!! Que no os enteráis…..allí entran los nuevos vascos venidos de otras tierras con otros cultos…..a sacar fotocopias de sus documentaciones para presentar en las diferentes administraciones y solicitar su paga ….solamente hay que ver por esas calles de nuestro casco histórico , una mañana en día laborable, como ellas empujan sus carritos de niños y van con su carpetita bajo el brazo de un lado a otro

Dejar respuesta