(EFE).- El cambio de residencia del lehendakari, Iñigo Urkullu, que ha dejado de vivir de forma permanente en el palacio de Ajuria Enea para trasladarse a su domicilio familiar de Durango (Bizkaia), ha obligado a hacer obras en la base de la Ertzaintza de Iurreta por valor de 24.537 euros para acoger a sus escoltas.

Esta cifra ha sido facilitada por el Departamento vasco de Seguridad en una respuesta parlamentaria por escrito solicitada por UPyD, en la que sin embargo no se detallan otros gastos que ha ocasionado ese cambio por los escoltas asignados al nuevo servicio en Durango.

El pasado mes de octubre la Presidencia del Gobierno Vasco confirmó que Urkullu había vuelto a su chalet adosado ubicado en dicha localidad vizcaína donde residía hasta su investidura, con el fin de «dedicar más tiempo a su familia».

No obstante, precisaron que el lehendakari compaginará ambas viviendas en función del trabajo que tenga cada día, de forma que se queda en Ajuria Enea cuando es necesario y acude a su casa familiar de Durango siempre que le es posible.

Al conocer la noticia, el grupo juntero del PP de Álava pidió incluso que el palacio de Ajuria Enea fuese devuelto al patrimonio foral de este territorio dado que el lehendakari no lo iba a utilizar como residencia oficial, iniciativa que no prosperó en el parlamento provincial.

Sin embargo, el portavoz adjunto de UPyD, Gorka Maneiro, preguntó al Departamento de Seguridad cuántos escoltas de la Ertzaintza tiene el lehendakari en Ajuria Enea, cuál es su coste, cuántos agentes se le asignan cuando pernocta en su domicilio particular de Durango, su coste económico, así como el importe de las obras de adecuación que se han hecho en la base de Iurreta por ese traslado de residencia.

La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, recuerda a Maneiro que, por razones de seguridad, no se facilitan datos sobre los servicios de protección a personas, que se adecúan siempre a las determinaciones técnicas que fija la Unidad de Protección de la Policía vasca.

La consejera de Seguridad sí precisa que en la base de Irurreta se ha habilitado un espacio para esos escoltas y se han cerrado dos plazas de garaje.

Las obras han costado 23.714 euros y han corrido a cargo de la UTE Isolux Corsan-Cycasa. A ese montante hay que sumar otros 823 euros de mobiliario suministrado por la empresa Dinof, lo que suma un total de 24.537 euros



Dejar respuesta