El TD Systemas Baskonia calibrará este martes la racha de un mejorado Fenerbahce, que ha cambiado jugadores durante la primera vuelta, y que se postula como rival directo de los azulgranas para entrar “playoffs”.

Los vitorianos visitan la cancha turca en la que no gana desde hace cuatro temporadas, aunque quizás esta temporada podría ser la más propicia para volver a hacerlo.

A pesar de todo, los otomanos atraviesan el mejor momento de la temporada con tres triunfos consecutivos, tras superar a Olympiacos, Asvel y Estrella Roja.

Los vitorianos aventajan en un triunfo a un Fenerbahce que ha crecido en su juego en la recta final de la primera vuelta y que ha incorporado a Marko Guduric.

El anotador balcánico ha dado un salto de calidad a un equipo que está jugando cada vez mejor y que tiene mucha amenaza en varias posiciones.

Nando De Colo, ausente en el partido de ida, es una de las piezas principales de Igor Kokoskov y lidera un trío completado por Jan Vesely y Lorenzo Brown.

Sin embargo el puesto de base podría ser uno de los puestos más débiles ya que Alex Pérez será duda hasta última hora y Ali Muhammed se ha perdido los tres últimos partidos de Euroliga, aunque reapareció en la competición turca.

Dusko Ivanovic volverá a contar con toda su plantilla al completo, que aunque tuvo el traspiés ante el Alba Berlín, atraviesa un buen momento tras vencer al CSKA y al Unicaja en los dos últimos duelo.

La defensa y el acierto exterior volverán a ser determinantes en un duelo que podría abrir un hueco con los perseguidores baskonistas y mantener a los vitorianos con las opciones intactas para colarse entre los ocho mejores.

La anotación de Alec Peters y Rokas Giedraitis además de la solvencia interior de Toney Jekiri y Youssoupha Fall pueden ser un gran complemento al ritmo marcado por Pierrià Henry en la primera vuelta del campeonato. EFE


Compartir

Dejar respuesta