EH Bildu denuncia nuevas irregularidades en el pago de facturas relacionadas con el contrato de limpieza viaria y transporte y recogida de residuos.

Ya en noviembre EH Bildu denunció que un error en cuatro facturas podría suponer una
indemnización del consistorio a FCC que ascendía a los 173.000 euros.

Ahora son seis facturas más, comprendidas entre los julio de 2019 y marzo de 2020, que ascienden a 136.710,61 euros.

El Ayuntamiento presentó a estas un expediente de regularización por no estar conforme con las mismas, que, ahora, por no contestar en tiempo y forma, ha caducado.

Esto supone que el consistorio ahora deberá abonar, el total de la factura presentada por FCC (casi dos millones de euros), incluidos los servicios no realizados por la empresa, más los intereses de demora por dos años.

EH Bildu denuncia que no se haya realizado un seguimiento riguroso de estas actuaciones con las que el Ayuntamiento está perdiendo dinero. “Se trata, una vez más, de un grave incumplimieto en el que vuelve a quedar en evidencia que el gobierno de Urtaran es fuerte con el débil y débil con el fuerte. Este suceso además, es una razón más por la que apostar por la remunicipalización del servicio, por una gestión directa que evite estas problemáticas derivadas de la judicialización de todo tipo de acciones municipales que viene de la mano de las empresas que manejan el cártel de las basuras en el Estado”, ha señalado la concejala de EH Bildu en Gasteiz, Amancay Villalba.

El contrato de limpieza viaria y recogida de residuos es el contrato de mayor cuantía económica del ayuntamiento. Cada factura mensual, que asciende a casi dos millones de euros (1.921.752,13 €), debe ser supervisada. Ya en la primera denuncia que realizó EH Bildu, citaba que aquel incumplimiento por se correspondía en fechas con el momento en el que se rescindió el contrato por mutuo acuerdo.

En aquel entonces Urtaran anunció que con este acuerdo se finalizaba la conflictividad asociada al contrato e hizo gala de que a FCC, la empresa adjudicataria, sólo se le pagaba por los servicios prestados. Pues bien, en aquel caso no fue así, pero, en este nuevo, tampoco lo ha sido.

En noviembre, EH Bildu detectó 4 casos por los que el ayuntamiento tuvo que pagar
173.335,4 euros más los intereses de demora de hasta dos años por servicios que FCC
nunca ha prestado. En concreto, en esos 4 meses, el personal técnico municipal
detectó unos servicios no prestados con la facturación de más de 170.000 euros,
anteriormente mencionada, para la cual se abrió el oportuno expediente de
regularización.

Sin embargo, dichos expedientes, caducaron porque no se atendieron en tiempo y
forma, con lo que ha transcurrido el plazo máximo para resolver y notificar sin que se
haya dictado resolución expresa por el consitorio. Así, el Ayuntamiento tuvo que pagar
la totalidad de la factura presetada por la empresa, donde se incluían los servicios no
prestados. Ahora, EH Bildu ha detectado 6 casos más por los que el Ayuntamiento
deberá abonar hasta 136.000 euros por el mismo motivo.


Compartir

5 Comentarios

  1. Si lo que dice EH Bildu es cierto…… que no me extrañaría…… lo que tiene que hacer es denunciarlo en los juzgados y que se meta el miedo y castigo a los técnicos y políticos responsables.
    Hace mucho tiempo que pululan dudas sobre la honorabilidad de ciertos políticos y técnicos…. (por cierto la mayoría eventuales después de muchísimos años……. que casualidad), así que EH Bildu …menos palabrería y mas denuncia judicial.

  2. El ayto no ha perdonado nada en todo caso y si las denuncias son ciertas existiría prevaricación y cohecho que debería ser denunciado en los juzgados. Tampoco seria el ayuntamiento el que pagaria sino el ciudadano mediante los impuestos que hábilmente retraen.
    En cuanto a la rescision del contrato y la nueva adjudicataria se creará un nuevo conflicto que acabará en los juzgados y que nuevamente se pagará con dinero público. Negligencia??
    Por lo tanto existe y seguirá existiendo conflictividad con el servicio municipal de limpieza. Aunque ahora haya un pacto de silencio y paz social donde ELA preside el comité y el PNV el gobierno. Red clientelar??
    Investiguen eso también…

  3. Si es así, huele a gato encerrado. ¿Qué beneficios sacan el alcalde o concejales con ello? Huele muy, muy muy, mal. Lo malo es que aunque huele tan mal, nadie le hecha colonia. De nada sirve levantar la liebre, si no le disparas. Quien lo descubre está obligado a denunciarlo ante los juzgados, no solo ante la opinión pública para ganar votos, pues si no lo lleva a juicio, se convierte en cómplice. Es para pensar: (hoy no os denunciamos nosotros, mañana no nos denunciéis vosotros)

Dejar respuesta