bilbaoeus

Tras un mes de ayuno, llega la fiesta del Eid al-Fitr, el fin del Ramadán, y el Ayuntamiento de Bilbao ha querido acompañar a la comunidad islámica en uno de los días más señalados de su calendario.

Hasta la mezquita de Al furkan, lugar donde se ha celebrado el acto, se han trasladado representantes del Consistorio bilbaino, como la Concejala de Cooperación, Convivencia y Fiestas, Itziar Urtasun; la Concejala de Seguridad Ciudadana, Amaia Arregi; y la directora de Acción Social, Kontxi Claver, entre otros.

Las y los representantes municipales han saludado a los miembros de la mezquita y también a las personas voluntarias que han preparado y repartido diariamente, en diferentes ubicaciones, la comida entre las personas necesitadas de la comunidad islámica. Para la realización de este reparto se ha contado con la colaboración de diferentes confesiones religiosas, en el marco de la coordinación establecida en la Mesa de Participación de la Diversidad Religiosa de Bilbao.

La celebración del Eid al-Fitr es comparable en el mundo católico con la fiesta de Navidad. Durante este día, se hacen regalos, las casas se decoran, la comunidad estrena ropa y se preparan platos tradicionales para compartir con las personas allegadas. Las personas musulmanes comienzan el día orando en la mezquita, realizan el zakat al-fitr, una colecta para las personas más necesitadas, y las gentes se visitan mutuamente para desearse un feliz día del Eid-al-Fitr, mientras prueban los pastelillos y demás delicias culinarias preparadas para la ocasión.

Además del inicio y del fin, el Ramadán tiene otra fecha importante: Laylat al-Qadr, la “Noche del Destino”, que recuerda la noche en que el Profeta Muhammad recibió la primera revelación del Corán, el libro sagrado de los musulmanes.



1 Comentario

Dejar respuesta