El Deportivo Alavés se reenganchó con los mejores este sábado con un triunfo ante el Tenerife por 1-0, en un partido con todos lo ingredientes, que se cerró con un gol del meta Juan Soriano en propia puerta después de un remate de espuela de Jon Guridi en un choque correspondiente a la trigesimotercera jornada de LaLiga SmartBank.

Los de Luis García Plaza pudieron irse a vestuarios con ventaja, pero no estuvieron finos en los remates, aunque tampoco generaron tanto como en otros duelos.

Hubo roces entre jugadores, largueros e incluso cambios de decisiones en penaltis en un partido nada fácil para el colegiado cántabro Adrián Cordero Vega.

Los vascos se llevaron tres puntos de oro y rompieron una racha de cuatro partidos sin ganar y sin marcar que les coloca entre los candidatos a un ascenso directo muy peleado, mientras que los canarios se quedan más en tierra de nadie todavía.

Jon Guridi avisó a los cinco minutos después de un inicio contenido de los dos equipos, que apenas se habían ubicado en el terreno de juego.

Ninguno de los dos equipos tuvo excesiva prisa para llegar a la meta rival, pero era el Tenerife el que mostraba más empeño, con varios balones colgados que rondaron la portería local.

A los doce minutos, los chicharreros demandaron penalti en un despeje de Aleksandar Sedlar, que se llevó por delante a Borja Garcés, pero ni el colegiado ni el VAR lo estimaron así.

Mientras tanto, los albiazules aguantaron el empuje inicial de los visitantes y esperaron su momento para comenzar a construir jugadas.

A los 20 minutos llegó una de las polémicas, que empezó a calentar el ambiente de un partido tranquilo hasta el momento. Cordero Vega señaló la pena máxima por falta a Nahuel Tenaglia, pero tras consultar el monitor del VAR, cambió su decisión y amonestó al futbolista del Alavés, tras anular el penalti.

El Alavés no se descentró a pesar de la modificación arbitral y estuvo muy cerca de estrenar el marcador a través de una falta lanzada por Rubén Duarte, que buscaba cabezas amigas.

Los vitorianos se animaron más cuando Luis Rioja entró en acción, pero les faltó claridad de ideas en los metros finales de una primera mitad descafeinada y con poca mordiente para los dos equipos, aunque fueron los locales los que estuvieron más cerca de mover el marcador.

La segunda parte cogió temperatura con los encontronazos entre Víctor Laguardia y Borja Garcés y Juan Soriano con el recién incorporado Asier Villalibre.

Al mismo tiempo, el partido se abrió y en cuestión de un minuto, ambos estrellaron el balón en el larguero. Primero Enric Gallego en el minuto 56 y después José León en su despeje bajo palos, tras una gran parada de Soriano que sacó el balón sobre la línea a Nahuel Tenaglia, cuando Mendizorroza cantaba el gol.

El Alavés insistió y en una buena internada de Javi López en el minuto 69 llegó el premio. El canario la puso en el primer palo y Jon Guridi remató con la espuela para superar a Soriano, que no acertó a despejar y se la acabó introduciendo en la portería.

Tuvo más el Alavés en las botas de Luis Rioja y en un mano a mano de Asier Villalibre que cazó la zaga tinerfeña, pero el marcador no se movió más.

El Tenerife lo intentó, pero se golpeó contra una defensa bien rearmada.

– Ficha técnica:

1 – Alavés: Sivera; Tenaglia, Laguardia (Javi López, min.54), Sedlar, Rubén Duarte; Moya, Sevilla (Miguel, min.91); Guridi, Rioja (Arroyo, min.91), Jason (Alkain, min.79); y Sylla (Villalibre, min.54)

0 – Tenerife: Juan Soriano; Nacho, León, Sergio González, Mellot (Buñuel, min.88); Aitor Sanz (Cacho, min.88), Alexandre (David, min.78), Teto (Alassán, min.78), Waldo (Larrea, min.67); Borja Garcés, Enric Gallego.

Goles: 1-0, m.69: Soriano, en propia puerta.

Árbitro: Cordero Vega(Comité Cántabro). Amonestó con cartulina amarilla a los locales Laguardia (min.20), García Plaza (min. 22), Tenaglia (min.25), Guridi (min.71) y Duarte (min.89) y a los visitantes Nacho (min.28), Mellot (min.36), Sergio González (min.45), Waldo (min.52).

Incidencias: Partido correspondiente a trigesimotercera jornada de LaLiga SmartBank disputado en el estadio de Mendizorroza de Vitoria ante 13.722 espectadores, unos 100 del equipo rival. EFE



1 Comentario

Dejar respuesta