La dirección de Tubacex y la mayoría del comité de empresa han firmado un acuerdo que podría poner fin a siete meses de huelga en las plantas alavesas de Llodio y Amurrio, aunque para ello deberá ser ratificado por la plantilla.

Ambas partes han celebrado este jueves una reunión con el Departamento de Trabajo y Empleo del Gobierno Vasco, en Vitoria, donde los representantes de los trabajadores han aceptado la propuesta de síntesis presentada por el Ejecutivo porque «cumple los parámetros para poder llevarla a ratificación por las distintas afiliaciones» de los sindicatos de la empresa.Según ha informado el comité, con esta propuesta la dirección de la empresa retirará el recurso presentado a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco sobre el ERE, «por lo que se admite que las causas del mismo no estaban justificadas».

Esta solución supone la eliminación de todos los despidos forzosos, se garantiza el empleo y las inversiones hasta 2024 a cambio de unos ajustes «delimitados en el tiempo».

Fuentes de la dirección de Tubacex han valorado a EFE como «muy positivo» este acuerdo, porque permite un ahorro en los costes que garantiza el futuro de las plantas.

El acuerdo deja sin efecto los 129 despidos y recoge el compromiso de la empresa de retirar el recurso ante el Tribunal Supremo a la sentencia del TSJPV que declaró nulos los despidos.

Se establece una garantía de empleo hasta 2024, un compromiso de inversiones en las dos plantas alavesas y el incremento de la jornada en 40 horas anuales.

Según ha informado ELA, las medidas acordadas a propuesta del Gobierno Vasco son para los próximos 3 años, a cuya finalización se recuperarán todos los derechos de los trabajadores «en su totalidad».

La viceconsejera de Trabajo y Seguridad Social del Gobierno Vasco, Elena Pérez, ha mostrado su satisfacción por el «principio de acuerdo» porque «garantiza el mantenimiento del empleo y de las condiciones pactadas hasta la fecha».

Ha destacado que esta solución era «muy esperada» por la dirección de la empresa y, «especialmente», por los trabajadores, pero también por la empresa auxiliar y el conjunto de la ciudadanía de la zona.

«La negociación colectiva fue devaluada en la última reforma laboral, pero cuando hay voluntad de las partes, como es el caso, es posible que tenga frutos», ha dicho Pérez, que ha considerado que esta es «la vía por la que históricamente mejor se han defendido» los derechos de los trabajadores y la viabilidad de los proyectos empresariales.

ELA, en un comunicado, ha anunciado que someterá el acuerdo a la ratificación de sus afiliados, aunque ve una «evidente contradicción en la propuesta de incremento de jornada» con la presentación de un ERTE.

CCOOO ha valorado el acuerdo alcanzado y ha puesto en valor «la lucha y el ejemplo mantenidos» por la plantilla de Tubacex que ha cumplido este jueves 233 días en huelga desde que la comenzaron el 11 de febrero pasado.

LAB ha señalado que a pesar de la «victoria que supone la renuncia a los despidos forzosos» es «totalmente inaceptable» que el Gobierno Vasco plantee aumentar la jornada en una empresa que ha querido despedir a trabajadores y que el último año ha aplicado dos ERTE, «argumentando falta de trabajo». EFE

 

Información miércoles: Principio de acuerdo en Tubacex, en huelga 231 días

El conflicto laboral en las plantas de Tubacex de Llodio y Amurrio, cuyos trabajadores llevan 231 en huelga, podría acabar después de que la dirección haya aceptado la última propuesta presentada por el comité lo que posibilita un principio de acuerdo entre las partes.

Fuentes del Departamento de Trabajo y Empleo del Gobierno Vasco han confirmado este miércoles ese principio de acuerdo mientras que el comité de empresa está a la espera de una nueva reunión a tres bandas entre representantes de los trabajadores, dirección y consejería para cerrar el texto y el preacuerdo.

La dirección de Tubacex ha informado así mismo de la aceptación de la propuesta de los trabajadores, aunque de momento está sin firmar.

También fuentes del comité han indicado que el departamento que dirige Idoia Mendia les ha trasladado que la dirección de esta empresa siderúrgica ha aceptado la modificación que han presentado al texto que recibieron la pasada semana del Gobierno Vasco.

La dirección de la empresa y los representantes de las plantas de Tubacex en Llodio y Amurrio mantuvieron el pasado jueves una reunión con el Gobierno Vasco en la que no llegaron a un acuerdo en torno a la propuesta que puso encima de la mesa el Ejecutivo. Era el cuarto encuentro que mantenían las tres partes en ocho días.

Uno de los escollos, según fuentes sindicales, estaba en el tema de las salidas voluntarias, sobre las que el comité ha presentado una nueva propuesta que ha sido ahora aceptada por la dirección.

El último planteamiento presentado por el Gobierno Vasco proponía salidas voluntarias con una indemnización de despido improcedente más 3.000 euros, así como 15 prejubilaciones y excedencias por 5 años incentivadas en 5.000 euros con reserva de puesto de trabajo.

También se incluía en este texto el mantenimiento del convenio colectivo hasta finales de 2024, con la consolidación de las tablas provisionales «con el 3 % de subida», una jornada de 1.696 horas anuales, en lugar de las 1.656 actuales, y un compromiso de empleo y de inversiones hasta 2024.

Planteaba además la desconvocatoria de la huelga de manera inmediata y dejar «sin efecto operativo» los recursos que ha interpuesto la empresa en contra de la nulidad de los despidos declarada por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV). EFE

Gobierno Vasco y Diputación celebran el principio de acuerdo en Tubacex

El Gobierno Vasco y la Diputación de Álava verían como «una extraordinaria noticia» que se confirmara el principio de acuerdo entre la dirección y el comité de empresa de Tubacex que podría poner fin a la huelga que mantienen los trabajadores desde hace 231 días.

El portavoz del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, ha considerado este miércoles que sería «una noticia positiva para el conjunto de los trabajadores y el mantenimiento de una actividad industrial tan importante para Euskadi, Álava y la comarca de Ayala».

Zupiria ha señalado que no tiene constancia directa de que se haya producido el pacto, pero que el Gobierno Vasco ha apostado siempre por el diálogo para encontrar acuerdos entre ambas partes.

Por su parte, el diputado general de Álava ha puesto en valor que la solución sea acordada, ya que sería «la única manera de preservar la actividad de la empresa a futuro y los puestos de trabajo» de los trabajadores.

«Si se confirma el acuerdo sería una extraordinaria noticia que responde al diálogo que reclamábamos», ha añadido.

Por último, el presidente de SEA Empresas Alavesas, Pascal Gómez, ha pedido «muchísima prudencia» ante las negociaciones que se llevan a cabo y ha instado a «dejarles trabajar» porque, tras siete meses de conflicto, «es un acuerdo importante para la provincia, la empresa y los trabajadores».

La dirección de Tubacex ha aceptado la última propuesta del comité lo que posibilita un principio de acuerdo. Tras conocerse la aceptación de la propuesta, el comité ha pedido al Departamento de Trabajo del Gobierno Vasco «una nueva reunión para poder cerrar un texto que sea trasladado para ratificación». EFE


Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta