sol temperaturas buen tiempo

El colectivo ecologista Eguzki ha abogado por que las instituciones inviertan dinero «masivamente en la instalación de energía solar para autoconsumo» con paneles en los tejados de viviendas e industrias en lugar de apostar por grandes plantas fotovoltáicas como la que se construirá en Armiñón.

«Podemos estar de acuerdo en la necesidad de aprovechar la capacidad de la energía solar pero no en entregar el control y decisión a las empresas energéticas», ha dicho Eguzki en una nota, en referencia a que el citado proyecto está liderado por Iberdrola.

La futura planta de Armiñón, que producirá la electricidad que consumen anualmente 160.000 personas, cuenta con una participación del 75 % de Iberdrola; el EVE, dependiente del Gobierno Vasco, con un 20 % y el compromiso de adhesión de la Diputación alavesa, y el grupo Mondragón, a través de Krean, con un 5 %.

Está previsto que la planta, con una extensión de 100 hectáreas y una inversión de 70 millones de euros, genere una potencia de 100 Mw a partir de 2023 y evite así la emisión a la atmósfera de 25.000 toneladas de CO2 al año.

Eguzki ha criticado a Iberdrola por ser «un ejemplo de empresa que usa la ecología como un arma de marketing y negocio» y al PNV por su «servidumbre» con respecto a las compañías que conforman «el oligopolio eléctrico» mediante la aprobación de «leyes ad hoc» o bien «regándolas con dinero público».

Frente a este «modelo» la organización ecologista defiende otro basado en el «consumo responsable» y en el «aprovechamiento local y comunitario de los recursos», lo que pasa por «proyectos locales de producción y comercialización energética» que se traduzca en ahorro y menos dependencia de otros territorios y del petróleo. EFE


Compartir

Dejar respuesta