El grupo de EH Bildu en Vitoria ha reclamado revisar el protocolo municipal frente al acoso laboral, sexual, por razón de sexo, por orientación y expresión de género al constatar fallos en casos de mujeres que han sufrido acoso o agresiones en sus centros de trabajo.

La edil abertzale Amancay Villalba ha denunciado «dos casos gravísimos» de acoso ocurridos en el Ayuntamiento, en los que el protocolo «no se ha aplicado» correctamente o «no es suficiente» tal y como está redactado.

La concejala de EH Bildu Iratxe Lopez de Aberasturi ha considerado «inadmisible» la postura del Ayuntamiento porque «no creyó ni actuó» ante la denuncia por acoso sexual que presentaron varias mujeres contra un trabajador del centro de protección animal.

Un hecho que se suma a otra situación conocida este jueves en el que una trabajadora del centro de interpretación de los humedales, Ataria, espacio gestionado por el Centro de Estudios Ambientales, perteneciente al Ayuntamiento, había denunciado acoso por razón de sexo, además de desprotección de la salud.

«El Ayuntamiento volvió a mirar hacia otro lado y a no creer a esta mujer y ni siquiera puso en marcha el protocolo de acoso», ha reprochado López de Aberasturi.

EH Bildu solicitará la comparecencia de la concejala de Igualdad, Miren Fernández, y del concejal de Recursos Humanos, Iñaki Gurtubay, para exigir «responsabilidades«, conocer los posible errores que han ocurrido e «identificar las medidas a adoptar» para que estas situaciones no se vuelvan a producir. EFE


Compartir

2 Comentarios

  1. Leí la noticia, el encargado de investigar el caso de ataria informo que solo fueron comentarios machistas sin mala intención. La mujer fue amenazada según LAB de que ,entre otras cosas que cuando volviera del permiso de maternidad,y que contratarían a un hombre, y le decían,que no se agarrara la tripa como los viejos.
    Denunció los hechos,y debido a su estado pidió una adecuación del trabajo al estar en contacto con agentes bioquímico y se lo denegaron.
    La investigación de los hechos por parte del ayuntamiento tardaron más de dos meses y la mujer perdió el bebé en el trabajo
    El ayuntamiento patético, el señor que investigó la denuncia con su informe salió del medievo,y debería estar destituido .
    La concejala de igualdad dimisión, dos meses en investigar una denuncia de acoso de un departamento que depende del ayuntamiento

  2. En el caso de doble acoso en la perrera , deberían investigar a ver qué casos son verdad y cuáles no.Y no deberían dejar a esos dos trabajadores que no tratan bien a los animales.Lo se porque era voluntaria

Dejar respuesta