La Real Sociedad ha cerrado el campeonato liguero dándose un homenaje ante el Alavés, al que ha derrotado por 6-1 en un Reale Arena con 10.272 espectadores, que han vibrado con un equipo que ha superado de principio a fin a su adversario y ha puesto la guinda a una temporada histórica.

El público presente en el Reale Arena tuvo un bonito detalle y despidió al conjunto al grito de “¡Alavés, Alavés!”, que la plantilla alavesista agradeció con un aplauso.

El escenario y el ambiente debieron inyectar en las jugadoras de la Real una buena dosis de motivación porque el equipo salió a comerse el mundo. Encerró al Alavés en su campo y en apenas 15 minutos ya había encarrilado la victoria.

Nada más sacar de centro, Nerea Eizagirre y Nuria Rábano fabricaron la primera ocasión, un centro raso de esta última que se paseó por delante de la portería entre un mar de piernas. El dominio txuri urdin era total y fruto del mismo, en un saque de esquina ejecutado por Nerea, Vanegas, entrando desde atrás, cabeceó al fondo de la red para hacer el primero.

El tanto realista no sació el hambre de unas jugadoras llevadas en volandas por el público y solo dos minutos más tarde Nerea estuvo a punto de hacer el segundo con un disparo que se marchó cerca de la escuadra tras rozar en una defensora.

No obstante, no hubo que esperar demasiado porque en el minuto 14 Gemma Gili, escorada dentro del área, recibió un pase de Nerea y puso el balón lejos del alcance de Cornejo. La fiesta en la grada era total.

Tras ese tanto, el Alavés pareció despertar y tuvo dos ocasiones casi consecutivas. En la primera, Carla falló en un mano a mano ante Lete y, en la segunda, su centro desde la línea de fondo lo remató fuera Miku desde el punto de penalti.

Esas dos acciones fueron un espejismo porque el dominio siguió siendo muy claro de una Real que continuó coleccionando ocasiones por medio de Etxezarreta, Emma y Amaiur, en dos oportunidades. Sin embargo, fue Franssi quien, en la prolongación de la primera mitad, cazó un rechace de Cornejo tras un remate de Gaby para hacer el 3-0 con el que se llegó al descanso.

No cambió excesivamente la decoración tras el paso por los vestuarios. La Real siguió imponiendo su mayor calidad y en el minuto 53, tras una buena acción de Franssi en la que eludió la salida de Cornejo, cedió el balón atrás para que Nerea hiciera el 4-0.

Y en un partido en el que no había nada en juego y que ya estaba decidido, la mala noticia fue la lesión de Nuria Rábano, que abandonó el terreno de juego en camilla con evidentes signos de dolor en su rodilla izquierda.

Fue la nota triste de una jornada festiva que redondearon los goles de Amaiur y Nerea, y en la que Mery hizo el tanto del honor para las gasteiztarras.

Ficha técnica:

6- Real Sociedad: Lete (Santana, m. 71); Emma, Etxezarreta (Tejada, m. 55), Vanegas, Nuria Rábano (Izarne, m. 71); Maddi (Iris, m. 55), Gaby, Gemma, Nerea Eizagirre, Franssi (Mirari, m. 65) y Amaiur.

1- Deportivo Alavés: Cornejo; Auñón, Sonia, Ohale (Gastearena, m. 82), Nevado; Clark, Aznar (Mery, m. 77), Miku (Carrillo, m. 46); Ane Carla, Sanadri (Chamorro, m. 46) y Ane Miren (Garazi, m. 46).

Goles: 1-0, m.9: Vanegas; 2-0, m. 14: Gemma; 3-0, m. 45+3: Franssi; 4-0, m. 53: Nerea Eizagirre; 5-0, m. 76: Amaiur; 5-1, m. 92: Mery; y 6-1, m. 93: Nerea Eizagirre.

Árbitra: Gil Soriano (Comité gallego).

Incidencias: Estadio Reale Arena de San Sebastián. 10.272 espectadores. Ambos equipos realizaron en los prolegómenos del partido el pasillo de honor al Super Amara Bera Bera, recientemente proclamado campeón de la Liga Guerreras Iberdrola de balonmano.

Las realistas celebran su histórica temporada y desean «una Champions bonita»

Las jugadoras de la Real Sociedad, al término del partido frente al Alavés, celebraron con sus aficionados la histórica temporada realizada con la clasificación para disputar la Europa League.

Nada más pitar el final, todas se fundieron en un abrazo ante el aplauso de los 10.272 espectadores presentes, que permanecieron en el campo mientras la Real daba una vuelta de honor con sus jugadoras enfundadas en unas camisetas azules especiales para la ocasión, en la que podía leerse «Reala Europara» (La Real a Europa).

Nerea Eizagirre, la capitana del equipo, cogió el micrófono para dirigirse a los aficionados y darles las gracias por el apoyo: “Ha sido un día increíble. Quiero daros las gracias por este apoyo. La próxima temporada queremos hacer una Champions bonita y esperamos seguir contando con vuestro apoyo”.

Uno de los momentos álgidos se produzco cuando, en su vuelta de honor, la plantilla se detuvo ante la grada Aitor Zabaleta, ante cientos de aficionados, y en perfecta comunión con ellos entonaron varios cánticos e incluso se hicieron una foto conjunta.

Mientras tanto, las jugadoras del Alavés permanecieron en el terreno de juego felicitándose por una magnífica campaña en la que han conseguido la permanencia pese a su condición de recién ascendido.

Fue el broche final de una jornada en la que ambos equipos pudieron celebrar los éxitos conseguidos. EFE



Dejar respuesta