Encuesta: ¿Qué opinas de la llegada a Vitoria 350 refugiados?
arabaeus photo araba

El grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Vitoria ha considerado una «irresponsabilidad» que PNV y PSE-EE hayan situado «en el centro de su bronca política» la ubicación de un lugar de acogida a refugiados en la ciudad y ha reclamado que «se reconduzca el ruido y se aumente el diálogo» de la manera «más consensuada posible».

Para ello, la coalición ha presentado una moción para su debate en pleno el próximo 17 de febrero con la que quiere que se adopte una posición acordada por el consistorio que permita reconducir la situación y «recuperar a Gasteiz como ciudad con voluntad acogedora» en la que se disponga de todos los recursos que hagan posible que los refugiados tengan procesos de atención e inclusión «lo más dignos y cercanos posibles».

En este sentido, la concejala de esta formación Rocio Vitero ha remarcado que el objetivo debe ser dotarse de recursos diversos y descentralizados que favorezcan la inclusión de la forma más cercana posible, algo que a su juicio no sucede con el centro proyectado por el Gobierno central en la antigua clínica Arana, que ha suscitado el rechazo del Ejecutivo autonómico, de la Diputación alavesa y del Ayuntamiento de la ciudad.

En la moción se reclama también la transferencia de las políticas de inmigración y se pide que el Consistorio colabore y sea partícipe de definir una oferta de recursos suficiente para responder a las necesidades de las personas migrantes y refugiadas, en la que se tengan en cuenta las aportaciones de las asociaciones que trabajan en este ámbito. EFE

Viceconsejera: nunca es tarde para hablar sobre las plazas para refugiados

La viceconsejera de Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Lide Amilibia, ha emplazado este martes al Gobierno español a dialogar sobre la polémica suscitada a raíz del anuncio del Ministerio de abrir un centro para 350 personas refugiadas en la clínica Arana de Vitoria.

«Nunca es tarde para hablar y creo que podemos poner sobre la mesa qué número de plazas reales existen, cuáles son las necesidades y qué recursos tenemos. Incluso podríamos valorar la necesidad de implementar nuevos recursos, si fuera necesario, pero con la misma filosofía que hasta ahora, enraizados con el entorno y que apuesten por un acompañamiento individualizado», ha declarado en Radio Euskadi.

La viceconsejera ha emplazado al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones a «mantener el diálogo desde hoy mismo», para «atender mejor a las personas que llegan a Euskadi».

Amilibia ha recordado que en los últimos años se han puesto en marcha centros para refugiados en Oñati, Tolosa o Berriz, «con un criterio común: son casas amplias pero que permiten un proceso de integración individualizado a cada persona, a cada familia, y con una gran vinculación con el entorno».

Consultada por la comparación que ayer hizo el delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso, entre el centro de refugiados que ha licitado el Gobierno español y los recursos habilitados por el Gobierno Vasco en Irun para atender a migrantes en tránsito, la viceconsejera ha opinado que «no fue acertada».

Para la viceconsejera, personas solicitantes de asilo y migrantes en tránsito son dos colectivos con necesidades muy diferentes. En Irun «la media de estancia es de entre dos y tres días, y las personas requieren descanso, higiene, puntos de carga para móviles, internet y medios para comunicarse con sus familiares, y es lo que se les ofrece». EFE



Dejar respuesta