45.000 euros para controlar gatos en Vitoria

Foto ajena a la información. Norte Exprés contó la semana pasada que cuatro gatos habían muerto en el Centro de Protección Animal de Vitoria (CPA), tal y como ha informado el Ayuntamiento de la ciudad. Ha sido un «episodio puntual e inédito, no es desde luego frecuente que esto ocurra».

Hoy lunes, el concejal de Irabazi ha mostrado las fotos de los animales (al final de la noticia).

Lo ya contado: Un ciudadano ha denunciado el caso «debido a la incompetencia y la negligencia de los trabajadores que ejercen su labor allí». Y añade que «su muerte ha sido cruel y dramática, congelados durante la helada de la noche tras haber sido mojados con una manguera con la excusa de atraparles para desinfectar». 

Este extremo, ha sido negado tanjantemente por el Consitorio: «los gatos no fueron mangueados , ni murieron congelados». Aunque no ha aclarado lo ocurrido.

El Ayuntamiento asegura que «es muy complicado encontrar la gestión perfecta de un Centro como el CPA, ya que el volumen de entradas tan elevado, unido al sacrificio cero (no obligatorio en Euskadi) y soportado por una estructura tanto humana como desde el punto de vita de las instalaciones que es la que es, hace particularmente difícil el trabajo».

Incluso afirma que «se trabaja junto a la Asociación APA-SOS Vitoria, con cuyos responsables ya se ha realizado una reunión para valorar el episodio de los cuatro gatos muertos«.

Esta respuesta del Ayuntamiento viene a raíz de la denuncia ciudadana, presentada en el Buzón municipal.

Denuncia

Se trata, a juicio del ciudadano, de «un capítulo más de la falta de sensibilidad y conocimiento de los empleados de aquel terrible espacio municipal. Gatos con dificultades de socialización que sobrevivían en ese recinto vallado anexo al edificio principal de la perrera, con el seguimiento y la dedicación de voluntarios que se esfuerzan por darles una oportunidad, gatos que han sufrido un estrés innecesario y una muerte horrorosa».

«¿Habrá alguna sanción para estos irresponsables? Para una ciudad que quiere presumir de no maltratar a los animales resulta vergonzosa la situación de la perrera y la cosificación con la que se trata a unos seres tan sensibles, ciudadanos de Vitoria también», continúa.

Y concluye: «Todos podemos cometer errores, pero la muerte de estos animales ha sido producto de la negligencia de sus cuidadores y no debería ser tratada con indiferencia».

CFC7B7A2-9719-4D6E-89EF-3FD8FD1C3CCE

F8EB06CC-094A-4FB1-9696-057933A50474C1010A40-1DD4-471B-A434-B0FE32C8669CF0282B96-11C0-4A94-8445-A384E15031BE



5 Comentarios

  1. Me parece muy cruel señalar a gente voluntaria que se desvive por los animales por un hecho simplemente desafortunado. Los primeros disgustados por lo acontecido serán ellos.

  2. La denuncia no hace referencia a los voluntarios que hacen allí una gran labor gracias a los cuales los animales que allí se encuentran viven mucho mejor. Se refiere a los trabajadores, funcionarios del ayuntamiento, con un sueldo más que razonable, y cuya labor ya se ha puesto en entredicho en más ocasiones.
    Que se tome en serio, aclaren lo ocurrido y se le busque solución.

  3. No quiero mostrarme insensible, pero a mi me encantan los pájaros, pero no me dedico a pedir que investiguen la muerte de cientos de ellos estampados contra los parabrisas de los coches o los que están en jaulas y no les cuidan como se debe. Igual, mejor nos preocupamos y gastamos esfuerzos en investigar lo que le pasa a los humanos, no se, hay que ser mas prácticos.

  4. He estado año y medio como voluntaria y he visto desde dentro cómo tratan a los animales ,sobre todo a los gatos esos trabajadores ,.Fui a quejarme a su Jefe y no me hizo caso. Vi como los dejaban sin comida ni agua y sin limpiar.Saque videos , que mande al ayuntamiento, videos que tengo todavía.Vimos como le pegó uno de ellos una patada a un perro.Vi como manejaban a los gatos con hongos sin ningún cuidado de tocar a otros.Como de la noche a la mañana ,un cachorro de gato ,quedo tuerto de un golpe .El gato estaba aterrado , cosa que antes no. Que se sepa la verdad de lo que pasa en la perrera.Uno de estos «trabajadores»me llegó a quitar las camas que había comprado para los cachorros. Es de denuncia

Dejar respuesta