(EFE).- ELA ha anunciado que no va a volver a la mesa de negociación de las condiciones laborales del Instituto Foral de Bienestar Social de Álava (IFBS) porque considera que «está vacía de contenido».

En un comunicado, este sindicato ha acusado al diputado general de Álava, Ramiro González, de incumplir promesas electorales relacionadas con el personal de este servicio y ha denunciado que acuerdos ya cerrados en meses anteriores no se han puesto en marcha por «auténtica dejadez institucional».

Ha advertido de que el aumento de plantilla del IFBS no se va a abordar en ninguna mesa mientras que, según ha dicho, continúan aumentando las cargas de trabajo y se hacen contratos de menos del 50 % de la jornada y en turnos partidos.

También ha subrayado que la nueva residencia que Diputación tiene previsto construir en el territorio va a estar gestionada por una empresa privada.

Por todo ello, ELA ha acusado al PNV de tener la misma actitud que el anterior gobierno municipal del PP y de «alejar cada día más» al personal de este instituto de las condiciones que tienen el personal de Diputación.

Por último, ha exigido al diputado general que «tome las riendas» del IFBS, ya que él es «el último responsable de las decisiones que se están tomando». EFE


Compartir

Dejar respuesta