Cosméticos con sustancias ilegales en Vitoria y Bilbao

La Guardia Civil de Cantabria ha detenido a una pareja de Vitoria, de 39 años y origen senegalés, y ha instruido diligencias a otros seis vecinos de Cantabria y Bizkaia -de Senegal, República Dominicana y Ghana- acusados de un delito contra la salud pública por la distribución de sustancias consideradas medicamentos ilegales.

Según han informado en rueda de prensa la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones; el teniente coronel de la Guardia Civil, Juan Martínez Ros, y la responsable de la operación, Cristina Martín, a finales de junio, agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Cantabria, observaron en Santander en el escaparate de un establecimiento de venta de cosméticos un producto considerado como medicamento ilegal.

Algunos cosméticos puestos a la venta en el local están incluidos en el listado de productos considerados como medicamentos ilegales al incluir sustancias farmacológicas peligrosas para la salud que elabora la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), según ha destacado Quiñones.

Concretamente, los productos contenían hidroquinona, un despigmentador dermatológico que puede producir efectos adversos para la salud. Por ello, se llevó a cabo una inspección en el establecimiento, fruto de la cual se retiraron 28 productos que contenían el citado compuesto químico.

En este momento, los investigadores pusieron en marcha la Operación OBAT con el fin de localizar otros posibles puntos de venta de este tipo de productos y poder retirarlos del mercado. Así, entre julio y septiembre se realizaron numerosas inspecciones en diversas localidades cántabras.

Los agentes localizaron en Santander y Torrelavega, tres locales que dedican su actividad como locutorios, tiendas de alimentación y productos de cuidado corporal y cabello, en los que se vendían cremas y cosméticos considerados medicamentos ilegales, al contener el compuesto químico nombrado.

Estas primeras intervenciones, se saldaron con la retirada de 123 productos y la instrucción de diligencias en calidad de investigados a cinco personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública.

BILBAO

Ya en octubre, la Guardia Civil, gracias a la información obtenida durante las primeras pesquisas, se desplazó a un comercio situado en Bilbao, en el que se localizaron diversos productos que contenían otras dos sustancias farmacológicas “Clobetasol” y “Betametasona” (corticosteroides).

En este caso se retiraron 762 artículos y se instruyeron diligencias en calidad de investigado a su responsable como presunto autor de un delito contra la salud pública.

VITORIA

Tras estas actuaciones, los agentes obtuvieron información acerca del posible origen de todos estos productos.

Una vivienda, situada en Vitoria, a través de la cual, se podrían estar distribuyendo a los diferentes comercios.

A principios de este mes de noviembre, se llevó a cabo una entrada y registro en este domicilio, procediendo a la detención de sus moradores, una pareja de origen Senegalés.

Como resultado de la operación, el Seprona ha logrado retirar del mercado un total de 885 productos ilegales nocivos para la salud, detenido a dos personas e investigado a otras seis, todas ellas como presuntos autores de un delito contra la salud pública, por la distribución de sustancias consideradas medicamentos ilegales.

A preguntas de los periodistas, los responsables de la operación, que aún permanece abierta, han señalado que es la primera que lleva a cabo el Seprona de Cantabria relacionada con los medicamentos ilegales para el consumo humano y han apuntado que la elaboración de estos productos no se realiza en España, sino que vienen de otros países como Italia y Francia. EFE


Compartir

2 Comentarios

Dejar respuesta