La pleamar de esta pasada noche ha provocado afecciones en algunas carreteras de Bizkaia y Gipuzkoa por la aparición de balsas de agua, en le BI-711 a la altura de Erandio y en la N-634 entre Aya y Orio, que ha permanecido cortada.

El Departamento de Seguridad ha informado de que en la BI711, a su paso por la localidad vizcaína de Erandio se debe circular con precaución por el agua acumulada.

Por su parte, ya se ha abierto al tráfico de N-634 entre Aia y Orio, tras haber permanecido cortada por el mismo motivo.

Al margen de estas dos incidencias, se han producido otras puntuales en distintas localidades, como el desbordamiento de arquetas, pero que no han afectado a la circulación de vehículos.

En este sentido, en Erandio y en el barrio de Zorrozaurre de Bilbao se han visto afectados varios portales, en Ondarroa (Gipuzkoa) los problemas por los desbordamientos se han producido en el entorno del Mercado, y en el barrio de Udondo en la localidad vizcaína de Leioa también se ha recogido alguna incidencia.

El Departamento de Seguridad ya advirtió ayer a los ayuntamientos costeros de que la pleamar de la madrugada puede ser «histórica» y les recomendó que vigilasen sus sistemas de drenaje y alcantarillado.EFE



Dejar respuesta