Los «excesos» de Urtaran con Maroto agitan el PNV, así titula El Correo uno de sus últimos confidenciales en los que realiza un análisis del Gobierno municipal y las elecciones generales.

El texto del diario continúa diciendo que los resultados de las elecciones generales han agitado los nervios en el PNV de Álava, que casi fue doblado en votos por Podemos en ese territorio (51.602 frente a 26.671) y estuvo a punto de quedarse sin un escaño, lo que le habría impedido formar grupo parlamentario en el Congreso. En Vitoria, donde gobiernan el Ayuntamiento, los jeltzales fueron relegados a la cuarta posición, con un apoyo de sólo el 13,24%.

En este contexto, altos cargos del PNV han interpretado como un patinazo, quizás consecuencia de los nervios por el pobre resultado en la capital, el furibundo ataque lanzado por el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, contra el PP.

Responsables nacionalistas consideran un exceso que el regidor comparara a su antecesor, Javier Maroto, con la «política populista, demagoga e irresponsable» del Frente Nacional de Marine Le Pen, en Francia, y de los eurófobos del UKIP en Reino Unido tras la polémica suscitada por el ncremento del IBI en las viviendas protegidas de la ciudad.

Esos dirigentes peneuvistas comparten con Urtaran que el incremento de ese impuesto en una media del 28% a más de 20.000 VPO de la ciudad ha sido «culpa del Partido Popular», que impulsó la pasada legislatura la actualización de los valores catastrales que se ha traducido en esa subida.

Además, son tan críticos como Urtaran con el ‘agujero’ dejado en el Ayuntamiento por Maroto. Sin embargo, defienden que el alcalde se sobrepasó en el tono utilizado, que ha agrandado la ya amplia brecha que separa al PNV y al PP; y no comulgan con la estrategia de lanzar ataques personales a los dirigentes de otros partidos, una vieja práctica que ha contaminado durante largos años la gobernabilidad de la capital alavesa.

 


Compartir

Dejar respuesta