tubacex despidos

El comité de empresa de Tubacex considera «insuficiente» la propuesta de la dirección para tratar de poner fin al conflicto laboral por lo que mantiene la huelga indefinida en las plantas alavesas de Amurrio y Llodio, que llevan 166 días paradas.

Ambas partes han celebrado este lunes una reunión en la factoría de Llodio que se ha prolongado durante diez horas y que ha servido para que se cruzaran propuestas, pero que no ha permitido acercar las posturas lo suficiente como para desbloquear la situación.

Las plantas de Tubacex de Amurrio y Llodio llevan casi seis meses en huelga en protesta por un ERE que implicó la destrucción de 129 empleos: 95 por rescisiones de contrato, 12 por prejubilaciones y 22 bajas incentivadas.

A principios de este mes el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) declaró nulos los despidos en ambas factorías y ordenó a la empresa readmitir a las 129 personas afectadas por el expediente.

En un primer momento la empresa comunicó su intención de recurrir la resolución judicial y pagar los sueldos a los afectados sin que se reincorporaran al trabajo, pero después se replanteó su postura y se abrió a readmitirlos e incluirlos en los ERTE pendientes de negociar.

La semana pasada la dirección trasladó al comité de empresa su disposición a readmitir de manera escolada desde hoy 26 de julio y hasta el 30 de noviembre a los 129 trabajadores, pero el comité de empresa, formado por ELA, STAT, CCOO, LAB y ATAL, exigía la retirada del recurso ante el Tribunal Supremo para aceptar la oferta de la dirección -que les generaba «dudas jurídicas»- y desconvocar la huelga.

Finalmente dirección y comité se han reunido este lunes en Llodio. En la cita la empresa ha planteado una propuesta en la que manteniendo el recurso judicial se ofrece a iniciar «un proceso de bajas voluntarias y prejubilaciones que pudiesen reducir los efectos del ERE, acompañado de una readmisión provisional y progresiva» de los trabajadores afectados.

El comité por su parte ha planteado la retirada del recurso a cambio de un proceso de nuevas bajas voluntarias y prejubilaciones, de la «renuncia» por su parte al «compromiso de contratación de empleo acordado en el convenio» y de la renuncia por parte de la dirección a la subcontratación, «así como cualquier otra medida no traumática a explorar por cualquiera de las partes».

Al término de la reunión el comité ha explicado en un comunicado que «la prioridad de la empresa es desconvocar la huelga de forma inminente», algo que estaría «implícito» en la propuesta de los trabajadores siempre que se cumplan los «objetivos anteriormente citados».

«La propuesta de la empresa nos parece insuficiente, requerirá una valoración más amplia de la misma pero a día de hoy la mayoría del comité no estamos en disposición de desconvocar la huelga», que mañana martes cumplirá 167 días. EFE


Compartir

Dejar respuesta