comedor Convenio de Hostelería patronal alava

Los comedores escolares de gestión directa en los centros públicos de Euskadi incluirán más fruta y verdura en sus menús, en los que, además, incluirán pan integral al menos una vez por semana para aportar fibra a la alimentación de los niños.

El Gobierno Vasco ha aprobado este martes una partida de más de 192 millones de euros para el funcionamiento de estos comedores y en la licitación para la contratación del servicio se incluyen muchas novedades respecto al curso anterior, muchas de ellas relativas a cuestiones nutricionales y medioambientales.

Desde el punto de vista nutricional, entre las medidas más significativas y que se verán reflejadas en el diseño y elaboración los menús, destacan el aumento de 3 a 4 días a la semana de fruta, el incremento de las verduras y legumbres, así como de las guarniciones vegetales en los platos, la eliminación de derivados cárnicos pasteurizados y la inclusión de pan integral, al menos una vez por semana.

Además, se deberá reducir un 20 % la sal en la elaboración de los platos en los próximos dos años.

Desde un punto de vista medioambiental y de sostenibilidad, los nuevos pliegos también plantean novedades, ya que en la contratación se valorará el concepto de «alimentos ambientalmente mejores».

Para ello, se potenciará la utilización de alimentos de «sostenibilidad local» que minimizan el impacto medioambiental y el coste de ciclo de vida, los de producción ecológica certificada, los de producción integrada y los que tengan certificado de bienestar animal sostenible.

Estos criterios vinculados a la calidad adquieren un mayor peso a la hora de la valoración de ofertas, ya que representará hasta un 60 % de la puntuación, mientras que el precio del servicio se reducirá a un 40 %.

Actualmente en Euskadi hay 515 comedores de gestión directa del Departamento de Educación, en los que diariamente se sirven cerca de 94.000 menús, entre el alumnado de Educación Infantil, Primaria y ESO.

Estos comedores ofrecen los siguientes tipos de menús y dietas: menú basal; menú ovolactovegetariano; menú ovolactovegetariano con pescado; menú sin cerdo y dietas para necesidades nutricionales especiales por intolerancias, alergias y por dietas para patologías con tratamiento dietético específico, con un informe médico oficial del especialista.

La duración de estos contratos será de 20 meses (sin contar los meses de julio y agosto), con posibilidad de prórroga. EFE


Compartir

Dejar respuesta