El Diputado General de Álava ha decepcionado a los familiares de mayores en residencias alavesas. 

Rairo González ha decidido no escuchar a las familias que ruegan salidas para su padres y abuelos, pero no las consiguen. Mantiene limitaciones de las visitas a los usuarios y persiste en la restricción de las salidas y paseos de estas personas. Esa es su decisión.

CARTA de los familiares de mayores en residencias vitorianas:

«Las personas mayores que están en residencias, siguen en peligro, a causa del brote incontrolado de las gestiones de Diputación Foral de Álava.

El Sr. Diputado General, parece tener prisa en planificar y machar de vacaciones; que en haber dedicado un tiempo a escuchar las necesidades de residentes y familiares.

Unicamente le ha dado tiempo a escuchar la necesidad de reabrir los Centros de día; por el contrario, parece ser las prisas no le han permitido escuchar, la necesidad humana que necesitan los residentes y familiares: salir a pasear fuera de la residencia ( entorno cercano) con sus seres queridos, tomar el sol, respirar aires de libertad …pues eso lo que hacemos los humanos, y siempre respetando las medidas de higiene que marca sanidad.

Urge más sus vacaciones y poder estar con sus seres queridos , que dejar en orden las peticiones de los ciudadanos; le entiendo , eso dice de usted ser una buena persona y familiar.

¡Bueno! Pues de esta forma tan inservible como es la Ordenanza Foral del día 29 de Julio 2020; la conclusión no es otra , que la de seguir haciendo un daño desmesurado a nuestros mayores y familiares ; al mismo tiempo, posiblemente  expone a las direcciones de las residencias y los propios trabajadores a la infección producida por su nula empatía y mala gestión.

En comunicados anteriores, se manifestaba que eran muchas las personas familiares que estaban conformes con las medidas restrictivas:

A mí usted no me ha preguntado y me consta que a muchos más familiares taMPoco.

Sin otro particular: disfrute de unas tan merecidas vacaciones con sus seres queridos, ya que muchos de nosotros no podemos hacerlo».

El final es terribel. Se encoge el corazón.



8 Comentarios

  1. Asi es. No importa que mi madre y el resto de personas que estan en residencias, sigan sin poder salir a la calle con sus allegados, a que les de el aire y recibir nuestro cariño. No le creo al Sr. Diputado cuando dice que lo hace para protegerles. Hay hijos que llevan sin ver a sus padres desde Marzo, cuando antes los veian asiduamente, pero ahora no les dejan.
    A mi tampoco me ha preguntado que pienso ni del regimen de visitas ni de la prohibicion de sacarlos a la calle. Y me consts que somos muchas familias a las que no se nos ha preguntado.

  2. No es ni medio normal, más que para prevenir parece tener una pataleta, esto va para largo, por lo menos hasta tener vacuna tenemos que convivir con el virus, a este paso llegarán navidades y tampoco los dejará salir a cenar con su familia.. (puf, mejor no darle ideas)

  3. A éstos individuos no les preocupa ni los vivos ni los muertos primero son ellos y segundo y tercero etcccccc.
    Dicen que se van de vacaciones estarán estresados por el trabajo acaso o por no hacer nada.

  4. ¿Porque os quejáis si esto es lo que habéis elegido en las urnas? Queríais PNV así que a llorar a la llorería y a disfrutar lo votado.

  5. Me resulta psicopática la instrumentalización de la que están siendo víctimas nuestros mayores por parte de las autoridades.

    Parece que la gran solución para «proteger» a los ancianos de una posible muerte por Covid 19 es condenarlos a una muerte más dolorosa, prolongada, y segura: LA SOLEDAD

    No en vano cualquier persona que haya tenido la oportunidad de visitar a sus seres queridos tras el confinamiento habrá notado la pérdida de facultades y de ánimo que éste les ha ocasionado: Pérdida de peso, mayor dificultad para hablar o la desorientación son lugares comunes en las residencias, que de continuar las medidas impuestas, irán a más.

    Unos gobernantes sabios y comprometidos con sus gentes, son aquellos que son capaces de escuchar a su población y rectificar sus errores. Ésto que ahora reclamamos muchos familiares de ancianos no es un capricho, sino una necesidad.

    Cuando los errores políticos provocan muertes, son difíciles de esconder. Y en política no se pide perdón, se dimite.

  6. Excelente exposición DDR !!

    Sra. Murga, Sr. González, Sr- Sola, Sres. Asesores a estos cargos:
    No hay nadie entre todos ustedes con cordura suficiente para ver que lo que tratan como protección produce daños irreversibles más graves que lo que dicen PROTEGER.
    Quién es capaz de explicar a una madre que no la puede visitar mas que un hijo de cuatro y porque ella lleva cinco meses viendo la gente desde la ventana de su prisión, preguntan que han hecho mal para dejarles pasear tres días y vuelta al encierro……..

    Porque estas sabias decisiones se toman ignorándonos, sin voz ni voto, a quienes somos parte afectada y que contribuimos con nuestra alta aportación económica. Tal vez tiene temor a que se descubran sus desnudeces y mentiras.
    Si no son capaces de hacer frente al problema dimitan por favor, tal vez no sea su puesto.
    Si lo que se esta haciendo con nuestros mayores, ENCIERRO Y MALTRATO, se había hecho con los animales seguro que asociaciones, partidos políticos estamentos públicos y hasta judiciales habrían tomado cartas en el asunto.
    Yo no les voy a desear felices vacaciones. Mejor les recuerdo que la vida es caprichosa y quizá algún día sufran lo que hoy ignoran.

  7. Qué poquita humanidad, qué poquita empatía, que poquito respeto hacia una generación que lo dio todo para que tengamos los derechos que tenemos y que ahora les estáis quitando, lucharon por sobrevivir y ahora les estáis matando vosotros con mucho más dolor y agonía de lo que lo haría el covid,

Dejar respuesta