El entrenador del Deportivo Alavés, Javier Calleja, indicó este sábado que no quiere meter “más presión” a sus jugadores y opinó que tienen que salir “liberados y convencidos” de que van a ganar al Huesca.

El complutense explicó en una rueda de prensa telemática que ante los aragoneses no acaba la liga y tienen que mentalizarse para sumar de tres en tres porque “hasta el final no se conseguirá el objetivo”.

“Pase lo que pase quedan puntos y está clarísimo que es un rival directo y que es una final como las que vamos a seguir teniendo a lo largo de lo que queda de temporada”, admitió el preparador babazorro, que pidió a sus jugadores “la misma actitud del otro día” ante el Athletic Club.

“Soy consciente de lo que nos estamos jugando, pero no nos tiene que poder la presión, sino que tenemos que saber jugar también con ella para hacer un partido completo y sumar tres puntos”, argumentó el técnico, convencido de lo que tiene entre manos.

Javi Calleja no quiere que ningún jugador se desvíe del objetivo final de la permanencia. “Para nosotros es fundamental que el compromiso sea de todos, no de unos pocos, y desde que estoy aquí he visto muy buena actitud, muy positiva y mentalidad ganadora”, expresó.

Desveló que tiene “mucha confianza” porque el equipo es consciente de lo que se juega y “los jugadores son los primeros que lo quieren sacar”.

“Estoy intentando inculcar esa mentalidad de que nosotros tenemos que llevar el peso del partido a través de nuestro juego”, subrayó, y puso el ejemplo del último duelo en San Mamés, donde los alavesistas llevaron la iniciativa en varias fases y buscaron la portería contraria.

“Tuvimos acercamientos importantes y la idea es seguir aumentando y potenciando todo eso durante la semana porque el equipo tiene plantilla y tiene jugadores que están capacitados, sino no insistiríamos en esto”, destacó el madrileño, que agradeció tener jugadores diferentes como Facundo Pellistri, que podrá contar con él por primera vez. “Tiene una virtud que hay que aprovecharla en partidos en los que se cierran los rivales y en los que hay pocos espacios”, comentó.

Por la cabeza del técnico no pasa que las cosas salgan mal ante el Huesca, pero dijo que si el resultado es adverso tendrán que pensar en el Villarreal porque “los tres puntos valen lo mismo”. EFE


Compartir

Dejar respuesta