Es una vergüenza. Por segundo año consecutivo la Diputación no tiene agallas de colocar la bandera de Baskonia en el frontal de la institución.

Lo hace en un lateral. Tembloroso, cobarde, como su Diputado General en todo lo que hace. Acompañado de su jefe de Hacienda, José Luis Cimiano de Bilbao. Y de la machota, Elena Ferreira. Que tiene todo para no pagar facturas, pero que se le olvida sacar el honor de la ciudad. Para eso no es asesora.

En esto, Urtaran les merienda. El alcalde ha apostado por la bandera del club baskonista en la fachada del Ayuntamiento.

Es una pena que la Dipu ponga la bandera en un lateral de la plaza y no en la fachada principal de la Diputación.


Compartir

Dejar respuesta