foto diputación de alava

La red de residencias alavesas contabiliza actualmente 48 casos positivos por coronavirus y 163 residentes se han recuperado de la enfermedad durante la segunda ola de pandemia que ha causado ya 26 fallecimientos.

El diputado general de Álava, Ramiro González, ha ofrecido estas cifras al término del Consejo de Gobierno foral, en las que se observa un incremento de casos respecto a semanas anteriores debido a «la mayor incidencia» del virus en el territorio.

De los 48 positivos, 21 se localizan en el centro de referencia Zadorra, 9 en la residencia Ajuria, 8 en el geriátrico de Pablo Neruda y 1 en la residencia Sallurtegui de Salvatierra, mientras que se han detectado 4 casos en la vivienda comunitaria Mikelatz de Alegría y 5 en la de San Francisco Javier de Arrazua-Ubarrundia.

En cuanto a los equipamientos de discapacidad intelectual, González ha explicado que existen 2 positivos actualmente en la vivienda Zaldiaran y 55 trabajadores sanitarios se encuentran de baja «entre positivos y casos en cuarentena por ser contacto estrecho».

El diputado general de Álava ha evitado el alarmismo respecto a la afección actual del virus sobre las residencias del territorio, aunque ha querido trasladar un «mensaje de prudencia».

González ha asegurado que «se van a seguir realizando pruebas intensivas» tanto a los residentes como al personal sociosanitario, y se mantendrán «protocolos estrictos» en la normativa residencial y «controles» sobre la actuación de las residencias.

«Sólo con medidas restrictivas y trabajo riguroso se puede disminuir la incidencia del virus», ha añadido González, quien ha opinado que la situación pandémica en Álava, a pesar de ser «seria», es «mejor» que en las provincias de su entorno.

También ha mencionado que las localidades alavesas de Llodio y Salvatierra han dejado de estar en la llamada «zona roja», que supone superar una incidencia acumulada de 500 casos por 100.000 habitantes a 14 días, «un cambio» que alivia los protocolos de visitas y salidas en sus residencias de mayores. EFE


Compartir

Dejar respuesta