Vitoria tendrá un juzgado más a partir de verano

El joven acusado de matar a puñaladas durante una discusión al novio de su expareja sentimental en Vitoria ha admitido que tuvo intención de matarlo por lo que las acusaciones rebajarán de 12 años y medio a 10 su petición de pena de cárcel.

Este miércoles se ha celebrado en la Audiencia Provincial de Álava la tercera sesión del juicio con jurado contra este joven, quien finalmente ha vuelto a declarar a petición de su abogado, que ha acordado con las acusaciones que admitiría que tuvo intención de matar a la víctima a cambio de rebajar a 10 años la pena de prisión que solicitaban.

En la primera sesión de esta vista el acusado dijo que no quería causarle la muerte, solo hacerle un «corte» en el brazo porque le había «humillado» y agredido, pero a la vista de las pruebas practicadas su defensa ha preferido admitir que se trató de un homicidio.

De esta forma mañana las partes presentarán sus informes finales en los que las acusaciones también reducirán de 10 a 5 años su solicitud de expulsión de España de este joven, de nacionalidad marroquí, aunque será la jueza la que decida finalmente el tiempo durante el cual no podrá regresar a España.

La Fiscalía pide además indemnizar a la familia del fallecido con 193.000 euros y la acusación particular reclama 350.000. Ambas partes suman además otros 4.095 euros de gastos para repatriar el cadáver a Marruecos.

El jurado popular emitirá su veredicto conforme a este acuerdo entre las partes, de forma que en él se considerará que en este crimen el acusado era consciente de que podía causar la muerte al novio de su expareja.

Durante la vista el acusado admitió que no era la primera vez que tenía una pelea con la víctima, de su misma nacionalidad, y que antes de salir de la vivienda cogió una navaja que escondió en un bolsillo del pantalón.

Los hechos ocurrieron sobre las 15.45 horas del 10 de febrero de 2021 en la calle Flandes de Vitoria cuando el acusado, que tenía entonces 27 años, y su víctima, de 18, mantuvieron una discusión en el transcurso de la cual el procesado le clavó en el pectoral izquierdo el arma blanca y abandonó el lugar.

La víctima sufrió una herida de tres centímetros de profundidad que le lesionó la aorta y falleció horas después en el Hospital de Txagorritxu.

El acusado cuenta con antecedentes penales por violencia machista ejercida contra su expareja, con la que en 2021 mantenía una relación el joven asesinado, según confirmó la Ertzaintza cuando le detuvo horas después del crimen. EFE



Dejar respuesta