El auditor de cuentas y los riesgos actuales

1
auditores cuentas
IMQ – Marzo 19
entreseccion_noticia

¿Qué responsabilidad tenemos los auditores de cuentas actuales en materia de identificación de los riesgos e incertidumbres de las empresas cuando analizamos las cuentas anuales? ¿Qué grado de análisis tenemos que hacer sobre las empresas y su control interno?

Nuestro objetivo como auditores de cuentas de las entidades que revisamos no es otro que identificar y valorar los riesgos que pueden tener las empresas como consecuencia de un fraude o error,  intencionado o no, por parte de los administradores o responsables de la contabilidad de la empresa. Para ello va a ser necesario conocer el negocio de la entidad y el entorno en el que opera, con el máximo detalle posible a efectos de poder identificar debilidades de control interno o administrativo en los procedimientos de producción, comercialización y administración.

 

ETL – Febrero

El trabajo a realizar por el auditor de cuentas en Madrid deberán ser, entre otros los siguientes:

  • Realizar entrevistas con los responsables de la entidad auditada y efectuar una especial revisión de las manifestaciones de estos, incluidas o no en los estados financieros y en los manuales de control de calidad, con la intención de detectar posibles incongruencias o incorrecciones manifiestas que permitan detectar fraudes.

 

  • Deberemos identificar situaciones de riesgo derivadas del propio negocio de la entidad, circunstancias, hechos u omisiones significativas que pudieran afectar negativamente la capacidad de la entidad de conseguir sus objetivos o estrategias.

 

  • Ampliar los conocimientos del negocio de la entidad, identificando los valores externos o internos que pudieran afectarles, sus operaciones diarias, su estructura de gobierno y propiedad, los tipos de inversiones que realizan y aquellas que tienen previsto realizar en los próximos meses, así como la forma de financiación de las mismas.

 

  • Análisis de las transacciones más relevantes efectuadas por la entidad durante el ejercicio a revisar. En especial, aquellas transacciones realizadas con partes vinculadas, o aquellas transacciones que sean complejas por su naturaleza.

 

El auditor podrá ampliar los procedimientos a aplicar cuando la información que se vaya a obtener pueda ser útil para la identificación de riesgos de incorrección material. Como ejemplo de dichos procedimientos podríamos destacar los siguientes:

 

  • Entrevistas con empleados claves de la organización o del departamento de la entidad donde se haya detectado el riesgo. Por ejemplo las indagaciones con el departamento de ventas pueden proporcionar información sobre cambios en las políticas de ventas, tendencias de ventas o acuerdos especiales con determinados clientes que pudieran ser objeto de fraude.

 

  • Entrevistas con los asesores jurídicos internos y externos de la entidad que puedan aportar una mayor información sobre lo acontecido, e incluso ampliar la misma en caso de litigios, incumplimiento de las disposiciones legales, reglamentarias o de orden interno.

 

En el caso de entidades de reducida dimensión, las actividades de control a desarrollar por el auditor se basan principalmente en procedimientos que permitan asegurar que se siguen las directrices marcadas por la dirección de la compañía. Algunos ejemplos de estas actividades de control específicas serían las siguientes:

 

  • Autorización de la actividad a desarrollar por parte de alguien con poderes suficientes dentro de la organización. A poder ser, esta autorización debería quedar por escrito en el manual de procedimientos del departamento.

 

  • Revisiones de las actuaciones efectuadas con cierta frecuencia que podrá variar en función de la importación de dicha actuación para el funcionamiento de la entidad, pudiendo ser semanal, trimestral o anual.

 

  • Controles físicos de comprobación de la información facilitada como por ejemplo, asistencia a los inventarios físicos al cierre del ejercicio o en los arqueos de tesorería para aquellas entidades que manejen cantidades de efectivo significativas.

 

  • Segregación de funciones en determinados departamentos como por ejemplo en el de tesorería donde deberá quedar claramente diferenciado el nombre del responsable que autoriza la acción, del que realmente la realiza y del que finalmente la registra en la contabilidad de la entidad.

 

En la NIA 705 se establecen los requerimientos y orientaciones para determinar, una vez detectadas las irregularidades de control interno en la entidad, si es necesario o no que el auditor exprese una opinión con salvedades, deniegue la opinión en el informe de auditoria de la entidad auditada, o incluso renuncie al encargo si las disposiciones legales o reglamentarias lo permiten.

 

A continuación enumero algunos de los hechos que pueden indicar la existencia de riesgos de incorreción material que el auditor deberá revisar con especial atención a efectos de poder eludir su responsabilidad en caso de detección de fraude en la empresa:

 

  • Desarrollo de operaciones de venta en regiones económicamente inestables o en aquellos países con una gran inflación o con altas posibilidades de devaluación de su moneda, como por ejemplo ocurre en la actualidad con determinados países de América Central o de América del Sur.

 

  • Contabilización de determinadas operaciones sujetas a una regulación compleja, o expuestas a mercados volátiles como por ejemplo los mercados de futuros o opciones sobre acciones.

 

  • Aparición de restricciones en la disponibilidad del crédito y/o capital en el mercado bancario que genera restricciones en la liquidez de la compañía, incluida la pérdida de clientes significativos.

 

  • Existencia de cambios en el accionariado de la compañía, cambios de personal clave de la organización, cambios en el sector en el que opera la entidad, cambios en la cadena de suministros, en los principales proveedores o suministradores de materiales, cambios en departamento de IT de la entidad, etc.

 

  • Presentación de litigios o pasivos contingentes no contabilizados en su origen como consecuencia de las entrevistas con el departamento jurídico interno y externo de la entidad.

 

 

En general, los auditores de cuentas deberemos aplicar los procedimientos descritos, con la intención de reducir nuestra responsabilidad ante la aparición e identificación de riesgos e incertidumbres en las entidades. El entorno social y económico actual es tan cambiante que deberemos estar atentos de todos los cambios regulatorios que se producen y que pueden afectar a las entidades que auditamos, dado que nuestra responsabilidad al respecto es cada vez mayor.

 

 

 

 

 

Compartir