La placa que el Ayuntamiento de Vitoria colocó el pasado mes de enero en homenaje al concejal del PP de Ermua (Bizkaia) asesinado por ETA en 1997, Miguel Ángel Blanco, ha sido arrancada, aunque el Consistorio tiene previsto reponerla.

El pasado 17 de enero la alcaldesa de Vitoria, Maider Etxebarria, y la presidenta de la Fundación Miguel Ángel Blanco, Cristina Cuesta, descubrieron la placa y colocaron flores en un acto solmene al que asistieron concejales de todos los partidos y autoridades como el entonces delegado del Gobierno en Euskadi, Denis Itxaso, y del diputado general de Álava, Ramiro González.

La placa apenas ha durado cuatro meses después, ya que ha sido arrancada del soporte metálico sobre el que estaba colocada. Fuentes del Ayuntamiento han confirmado que la placa se repondrá y que, de hecho, ya se ha encargado una nueva.

Además de instalarla, el Consistorio decidió bautizar el espacio donde se colocó como ‘Jardines Miguel Ángel Blanco’, un parque en el barrio de Txagorritx, entre las calles Chile, Bolivia y Argentina, detrás del Palacio de Congresos Europa.

En la placa ahora podía leerse: «Estos jardines rinden homenaje a Miguel Ángel Blanco, concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Ermua (Vizcaya), secuestrado y asesinado por ETA en julio de 1997. Su muerte marcó un antes y un después en la respuesta ciudadana a los crímenes de ETA y el nacimiento del ‘Espíritu de Ermua’, un hito en la lucha contra la banda terrorista».

Y se añadía: «Este espacio mantiene vivo su recuerdo, también el de todas las víctimas del terrorismo y el de quienes luchan por la libertad y la convivencia, haciendo frente a la barbarie e intolerancia terrorista».

Esta no es la primera ocasión en la que son atacados en Vitoria elementos que recuerdan a las víctimas de la violencia terrorista.

El sabotaje más reciente ocurrió en octubre del año pasado en el panteón de la familia de Fernando Buesa, asesinado por ETA en 2000 junto a su escolta Jorge Díez. La tumba fue atacada con pintura -algo que ya había ocurrido con anterioridad- y solo un día antes el monolito en memoria de ambas víctimas fue también rociado con pintura.

La placa en recuerdo a Miguel Ángel Blanco es parte de las iniciativas relacionadas con las víctimas de ETA que el Ayuntamiento está impulsando, que también incluyen la renovación de las placas en memoria de las 28 víctimas del terrorismo asesinadas por ETA en Vitoria.

Estas placas se han deteriorado y solo cuentan con el nombre de la persona asesinada y la fecha del crimen. El Consistorio quiere sustituirlas por unas nuevas en las que se incluya que fueron asesinadas por ETA.

También está previsto renovar el monumento a las víctimas realizado por Agustín Ibarrola en la mediana de Portal de Foronda.

La Fundación Miguel Ángel Blanco lamenta que «los intolerantes no respetan a las víctimas»

La Fundación Miguel Ángel Blanco ha lamentado que haya sido arrancada en Vitoria una placa en homenaje al concejal del PP de Ermua (Bizkaia) asesinado por ETA en 1997 y ha censurado que «los intolerantes no respetan ni a las víctimas del terrorismo asesinadas por el fanatismo identitario».

La placa en recuerdo a Blanco que el Ayuntamiento de Vitoria colocó el pasado mes de enero en unos jardines bautizados con el nombre del edil asesinado hace casi 27 años, ha sido arrancada aunque el Consistorio ha anunciado que tiene previsto reponerla.

«La anomalía vasca», ha lamentado la Fundación homónima en las redes sociales cuando ha tenido conocimiento del sabotaje.

La Fundación Fernando Buesa también ha condenado esta acción y ha enviado un abrazo a la familia del edil asesinado y a la fundación que lleva su nombre.

El Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo ha mostrado igualmente su solidaridad con la Fundación Miguel Ángel Blanco, ha condenado lo sucedido y ha pedido que la placa sea repuesta «cuanto antes».

La portavoz de EH Bildu en el Ayuntamiento de la capital alavesa, Rocío Vitero, ha expresado en la red X y en nombre de su grupo su «más profundo rechazo a estas acciones que nada aportan a la convivencia democrática y memoria colectiva».

También el portavoz del PP en el consistorio vitoriano, Iñaki García Calvo, ha denunciado en esta red social el ataque a la placa en recuerdo a su compañero de partido: «Quienes siguen viviendo en el odio del pasado vuelven a hacer de las suyas sin importar la memoria de las víctimas. ¡Qué largo camino democrático tienen aún algunos por recorrer!». EFE



5 Comentarios

Dejar respuesta