vitoria-gasteiz

(EFE).- Amnistía Internacional (AI) ha celebrado en Vitoria un acto en favor de los refugiados en el que simbólicamente han cortado una cinta para abrir la ciudad a este colectivo.

Vitoria y las localidades guipuzcoanas de San Sebastián, Eibar e Irun celebraban ayer actos como en más de medio centenar de localidades de toda España dentro de la campaña «Yo acojo».

En la capital alavesa, el acto se ha desarrollado en la plaza de la Virgen Blanca y en él ha participado la concejala de Convivencia y Diversidad del Ayuntamiento, Nerea Melgosa, así como ediles de Podemos e Irabazi.

Después de escuchar el «Agur jaunak», uno de los voluntarios de esta ong, el párroco de una iglesia vitoriana de origen puertorriqueño, Héctor López, ha leído parte del manifiesto de AI en el que se critica que Europa no esté dando la respuesta adecuada a los refugiados.

Solicita que la Unión Europea y España como miembro de ella garanticen a los refugiados «el apoyo que les corresponde, que den un paso adelante, que escuchen nuestra voz, que acojan».

Los asistentes han pedido al Gobierno de Mariano Rajoy que «garantice una respuesta rápida» a los refugiados y solicitantes de asilo que llegan a Europa, y que se comprometa a «impulsar medidas que garanticen el derecho de asilo y al establecimiento de rutas legales y seguras para que nadie tenga que arriesgar su vida en busca de refugio».



Dejar respuesta