Alquilas vivienda? Te interesa en plan de deducciones o sanciones

0
precios vivienda ejecuciones hipotecarias
entreseccion_noticia

El Gobierno Vasco apuesta por aplicar deducciones fiscales progresivas a los arrendadores de viviendas en Euskadi, que les «premien» si los alquileres están por debajo de un precio medio de referencia y que desaparezcan si lo superan.

Este planteamiento se recoge en la propuesta fiscal en materia de vivienda que el consejero del área, Iñaki Arriola, ha llevado este martes al Consejo de Gobierno Vasco y que ha presentado posteriormente en una comparecencia de prensa.

La iniciativa responde a la «grave preocupación social» que existe en torno a esta materia y que Arriola ha ilustrado con datos de Etxebide, donde hay inscritas 67.083 familias, de las que el 80% demanda un piso en alquiler. El 70 % de estos demandantes ya viven en alquiler libre, pero reclaman uno más asequible y muchas de ellas (41.000) reciben ayudas públicas para pagarlo.

Se enmarca en la «apuesta decidida» de las instituciones por la política de alquiler en detrimento de la de compra. Arriola ha destacado que su departamento cuenta con un parque de alquiler de 13.894 pisos (5.900 captados a particulares).

El consejero ha hecho hincapié en que para promocionar el alquiler «no se puede dejar de lado el aspecto fiscal» y ha apostado por alinear la fiscalidad con la política de vivienda del Gobierno Vasco.

En este sentido, ha defendido que junto con la movilización de la vivienda deshabitada hacia el alquiler la vía más efectiva para moderar los precios pasa por «reorientar» las ayudas fiscales contempladas en el IRPF.

Ha explicado que su departamento está ultimando la Estadística del Mercado del Alquiler (EMA), una herramienta que ofrecerá los precios reales de alquiler en cada territorio en función de los datos del Registro Oficial de Contratos de Arrendamiento.

Con estos datos se marcaría un precio medio de referencia para los alquileres en cada municipio y se crearía una escala progresiva en las deducciones por los ingresos del arrendamiento de los propietarios, de forma que sea mayor si el alquiler es inferior a la renta media marcada y llegaría a desaparecer si fuese superior.

Esta bonificación se aplicaría también a quienes cedan sus viviendas a los programas de alquiler públicos.

Arriola, que ha considerado que estas «deducciones selectivas» podrían aplicarse también en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), ha señalado que además se plantea limitar la actual deducción de los arrendatarios para los niveles de renta más elevados, ya que actualmente se deduce el mismo porcentaje (20 %) «una familia mileurista que otra con ingresos superiores a 100.000 euros».

El consejero ha insistido en que es preciso replantear el tratamiento de la vivienda en el IRPF al estar enfocado a la compra. Ha precisado que no se propone que desaparezcan las deducciones para la compra, sino que se «reequilibren» porque «no tiene sentido que se apueste por el alquiler y que se dedique mucho más dinero a promover la compra que el alquiler».

«No decimos que la deducción a la compra se quite drásticamente», ha indicado Arriola, quien ha subrayado que su objetivo es que «se abra el debate». Ha hecho hincapié en que se trata de una propuesta «realista y avanzada» que no incluye «golpes de efecto de escaso impacto».

El informe ha sido enviado al Parlamento Vasco y ha sido puesto en conocimiento del Órgano de Coordinación Tributaria (OCTE), ya que en Euskadi la fiscalidad es competencia de las diputaciones, en las que PNV y PSE-EE gobiernan con mayoría suficiente esta legislatura.

El objetivo es que pueda estudiarse y evaluarse dentro de la revisión del actual modelo fiscal que podría llevarse a cabo en 2020 para alinear el marco tributario con las necesidades sociales.

El consejero ha asegurado que el OCTE «no ha visto con malos ojos» esta propuesta y ha mostrado su predisposición a analizarla «al detalle».

Arriola ha dejado claro que aunque ha sido elaborado por su departamento, también ha contado con aportaciones del de Hacienda, de modo que «recoge la posición del Gobierno Vasco» y parte de un diagnóstico «riguroso y muy documentado».

«Es una propuesta sólida, pero abierta para su evaluación, que queda expuesta al debate por parte de las fuerzas políticas y de las instituciones», ha concluido. EFE

Compartir

Dejar respuesta