(EFE).- Las Juntas Generales de Álava han acordado considerar a esta provincia «territorio refugio» y han mostrado su «voluntad inequívoca» de participar de «manera activa y solidaria» en la acogida de personas que precisan refugio o asilo.

La Junta de Portavoces de la Cámara provincial ha aprobado hoy una declaración institucional que muestra el compromiso de las Juntas alavesas en «atender» a las personas y familias refugiadas que huyen de conflictos políticos y militares, como los que existen en Siria y países cercanos, y declara «su total voluntad de ayudarles y acogerles» en el territorio.

Las Juntas hacen también un llamamiento a la ciudadanía alavesa a la solidaridad y apoyo a estas familias víctimas de la guerra y también a los inmigrantes residentes en el territorio.

Insta a la Diputación Foral de Álava a seguir trabajando de forma coordinada con el resto de instituciones vascas y organizaciones no gubernamentales y a apoyar las iniciativas, tanto de dotación de recursos como de sensibilización social, que se acuerden.

Las Juntas alavesas apoyan la iniciativa de la Diputación Foral de activar el Fondo Alavés de Emergencias Sociales en colaboración con el Ayuntamiento de Vitoria y el resto de organismo implicados para ayudar económicamente a las organizaciones sociales que trabajan sobre el terreno en los países en conflicto.

Además demandan a la Unión Europea y a sus Estados miembros, especialmente al español, que configuren un sistema europeo común en materia de asilo y de inmigración y exhortan a los gobiernos a que pongan en manos de la justicia a las mafias criminales que trafican con seres humanos.

La declaración institucional recuerda que Europa afronta la «mayor crisis humanitaria de los últimos 50 años» y que la UE «no puede mirar hacia otro lado ante personas que huyen de guerras auspiciadas por una nefasta política internacional».



Dejar respuesta