Álava no homenajeará a todos los mayores fallecidos

El diputado de Políticas Sociales e Álava, Emilio Sola, siempre con su extraña sensibilidad. Se le ha ocurrido una idea, pero la limita a una parte de los mayores alaveses. Homenajes a fallecidos alaveses, pero dependiendo de donde vivan.

Emilio Sola ha anunciado la puesta en marcha de Agurrak. Un proyecto del que ya hemos hablado en Norte Exprés: Servicio gratuito de esquelas y despedidas digitales en Vitoria 

Este servicio de homenajes virtuales de celebración de vida será para las personas que fallecen en los centros residenciales forales, dicen textualmente.

¿Y los demás mayores alaveses? ¿Los que fallecen en su casa o en residencias privadas?

PROYECTO DE PRESUPUESTOS

La Diputación Foral de Álava creará a lo largo de 2023 más de 400 plazas residenciales, de centro de día y centro ocupacional, de las cuales la mitad serán de residencia para personas mayores. Además, elevará las cuantías de las prestaciones de dependencia y creará una nueva modalidad. El diputado foral de Políticas Sociales, Emilio Sola, ha presentado hoy en las Juntas Generales de Álava el proyecto de presupuestos de su departamento para 2023, que se eleva a 298 millones de euros, lo que representa un aumento cercano a los 38 millones (+14,69%). “Se trata de un incremento superior al del presupuesto del conjunto de la Diputación Foral y el más elevado que esta institución ha destinado nunca a los servicios sociales en Álava”, ha destacado el diputado foral.

Emilio Sola ha puesto en valor que el de 2023 va a ser “un presupuesto extraordinario, expansivo e inversor, una apuesta sin precedentes por los servicios sociales de Álava. Serán casi 38 millones más que el año pasado, que van a servir para fortalecer los recursos y servicios que ofrecemos a la ciudadanía, y consolidar el sistema de servicios sociales de Álava, como lo que es, uno de los más desarrollados de nuestro entorno. Y, lo más importante, vamos a llegar a más personas vulnerables, con un impulso importantísimo de las prestaciones de dependencia, en volumen global de presupuesto, en cuantías y en nuevas prestaciones, así como con más recursos, y más plazas”, ha anunciado.

En su intervención, el diputado foral ha desgranado las partidas destinadas a nuevos recursos y actuaciones -algunas de las cuales cuentan con financiación de los Fondos Europeos Next Generation- que se están desarrollando con diferentes grados de ejecución. En concreto, ha citado, entre otros, el proyecto Etxean Bai de atención en domicilio, la reforma integral de las residencias forales, los dos centros para personas con discapacidad intelectual en Arrazua-Ubarrundia y en Laudio, el nuevo centro de día para personas con trastorno del espectro autista, la Oficina de Vida Independiente, la ampliación del centro ocupacional y nuevas plazas residenciales para personas con enfermedad mental, una vivienda con apoyos para personas en exclusión social, dos nuevos centros para menores, la reforma del centro para menores Hazaldi, y el Centro de Crisis para víctimas de violencia sexual.

Asimismo, ha anunciado nuevos proyectos incluidos en las Cuentas de 2023, como la reforma integral de la residencia foral Etxebidea para personas con discapacidad intelectual severa, un segundo Centro Residencial de Media Estancia para víctimas de violencia de género, un nuevo centro de día y de acogida nocturna para personas en exclusión social, el aumento de las cuantías de prestaciones económicas por dependencia y la creación de 200 nuevas plazas residenciales para personas mayores, entre otras.

Desglose de nuevas actuaciones

Es precisamente el Área de Personas Mayores del Instituto Foral de Bienestar Social (IFBS), la que cuenta con la mayor dotación: se lleva 4 de cada 10 euros que la Diputación Foral dedica a sus servicios sociales, con un incremento de 12 millones de euros (+18,1%). El mayor esfuerzo se ha volcado en la creación de 200 nuevas plazas públicas residenciales. Para ello, se va a destinar 1,7 millones de euros más para concertar 100 nuevas plazas residenciales, y otros 5,8 millones para la puesta en marcha el próximo enero de Arabarren, que contará con otras 100 plazas residenciales, además de un centro de día y otro módulo residencial para personas con discapacidad física.

Destaca asimismo el transporte adaptado de las personas usuarias de centros de día para personas mayores y centros ocupacionales para personas con discapacidad intelectual, que cuenta con un presupuesto de 3 millones de euros.

El diputado foral ha manifestado que se congelan los copagos “como medida de ayuda a las personas que optan a plaza residencial y a sus familias”. Aunque Álava está por debajo de lo que se fija en otros territorios históricos, Emilio Sola ha considerado que se trata de una medida de “ayuda, que se suma a las puestas en marcha para el apoyo a la economía familiar en tiempos de crisis”.

Subidas de las prestaciones por dependencia

Además, se va a incrementar un 10% la cuantía de la Prestación Económica Vinculada al Servicio (PEVS) para contribuir al gasto que supone para las personas con dependencia el gasto derivado de su estancia permanente o temporal, en residencias privadas, viviendas comunitarias y centros de día, mientras no puedan acceder a plazas públicas a las que se les reconoce el derecho. La prestación máxima por grado 3 quedaría fijada en 1.133 euros mensuales. Para ello el Departamento de Políticas Sociales destinará 10,7 millones de euros a las PEVS, 1,5 millones más que el año pasado.

Otra ayuda, la Prestación Económica de Asistencia Personal (PEAP), que ayuda a la contratación de asistente profesional, volverá a adecuar sus importes al Salario Mínimo Interprofesional, como lo hizo en 2021. Así, se igualará al SMI para el grado 3 y de forma proporcional en el resto de grados, de forma que se pasará de percibir 950 euros al mes a un máximo de 1.166,67 euros.

Además, el diputado foral ha anunciado la creación de una nueva PEAP “específica para la vida independiente de las personas con discapacidad”, con un incremento muy importante de la cuantía respecto a la prestación habitual, y un importe máximo de 1.600 euros al mes.

En total, el Departamento de Políticas Sociales tiene previsto un gasto de casi 166 millones de euros en dependencia, 10 millones más que el año pasado. De esa cifra, 25,2 millones se destinan a ayudas de dependencia.

Reforma integral y ampliación de Etxebidea

El Área de Personas con Discapacidad dispondrá de 42 millones de euros. Como nueva actuación, el diputado foral ha anunciado la intención de acometer una reforma integral y ampliación de la residencia foral Etxebidea, para la que las Cuentas reservan 4 millones de euros.

Además, el convenio con Apdema para la gestión de los servicios de 11 viviendas de personas con discapacidad intelectual aumenta hasta llegar a los 5,4 millones de euros. El servicio de Atención Temprana, que garantiza la atención integral a niños y niñas de 0 a 6 años con trastorno del desarrollo, contará con un presupuesto de 1,1 millones de euros, mientras que las ayudas individuales dirigidas a personas que tienen reconocida su situación de discapacidad pasan de 300.000 a 400.000 euros.

La partida para la atención a las mujeres víctimas de violencia de género contará con un importante incremento de 577.000 euros (+24,6%), por lo que el presupuesto global de este ámbito se aproxima a los 3 millones de euros. “Continuando con la apuesta firme realizada en años anteriores, vamos a reforzar los recursos de alojamiento y acompañamiento con la dotación de un segundo Centro Residencial de Media Estancia, para acoger a 3 unidades familiares más”, ha avanzado Emilio Sola.

El diputado Sola también ha anunciado el inicio en 2023 de un nuevo proyecto de centro día de 30 plazas y centro de acogida nocturna con 16 plazas para personas en exclusión social, que se ubicará en el barrio de Zabalgana.

En el Área del Menor y Familia, destacan la dotación de 2,5 millones para el Programa Especializado de Intervención Familiar (PEIF) y la mejora en 378.000 euros de la partida para el servicio de preparación a la emancipación, lo que conllevará un crecimiento de plazas para preparar a los y las menores a la edad adulta.

Refuerzo de la digitalización del IFBS

Se ha incluido en el proyecto de Presupuestos un crédito de compromiso de 4,5 millones de euros en el período 2023 – 2028 para reforzar el programa informático de administración de personas usuarias del IFBS, que “va a suponer un salto cualitativo en el servicio digital en el ámbito de los servicios sociales de Álava” y va a permitir a personas usuarias y familiares recibir y gestionar las ayudas y numerosos trámites de una manera más fácil.

Por otro lado, la aportación a los ayuntamientos alaveses para financiar diversos servicios sociales municipales asciende a casi 12,5 millones de euros.

Por último, el centro especial de empleo Indesa 2010, que da oportunidades de empleo de calidad a personas con discapacidad como medio para lograr su inclusión social y laboral, contará con un presupuesto de 24,7 millones de euros y prevé incrementar su plantilla.

 



Dejar respuesta