La producción de la industria vasca en febrero disminuyó un 1 % respecto a la del mismo mes del año pasado y un 0,3 % si se compara con la de enero de 2024.

La evolución interanual del Índice de Producción industrial fue negativa en los tres territorios. En Álava, el descenso fue de un 3,4 % y en Bizkaia y Gipuzkoa, de un 0,2 %.

La producción de la energía, donde se incluye la eléctrica y el refino de petróleo, aumentó un 8,6 %, y la de los bienes de equipo (fabricación de vehículos de motor, locomotoras y la construcción aeronáutica y naval) un 2,9 %.

Los bienes de consumo también presentan un comportamiento interanual positivo, con un aumento de la producción del 1,4 % para el conjunto del sector. Este ascenso se debe al comportamiento de los bienes de consumo no duradero, donde se encuadran las actividades de procesado y conservación de alimentos, la fabricación de productos para la limpieza e higiene, los productos farmacéuticos, así como la confección de prendas de vestir, que tuvieron un incremento del 4,8 %.

En cambio, la producción de los bienes de consumo duradero retrocedió un 12,4 %. Entre estos últimos se recoge la fabricación de muebles y aparatos domésticos, entre otros.

En los bienes intermedios, donde se incluyen la metalurgia y la fabricación de productos metálicos, la industria química y la fabricación de productos de caucho y plástico, se dio un descenso interanual de la producción del 0,3 %.

Entre los sectores con más peso en la industria vasca los que registraron un ascenso de la producción en términos interanuales en febrero fueron maquinaria y equipo, con un incremento del 2 %, industrias alimentarias, bebidas y tabaco (1,2 %) y metalurgia y productos metálicos (0,2 %).

Por el contrario, las mayores disminuciones interanuales se concentraron en material y equipo eléctrico con un (-8,7 %) y madera, papel y artes gráficas con un (-3,7 %).

En el acumulado de los dos primeros meses del año, el Índice de Producción industrial descendió un 0,4 %, impulsado por la disminución del 1,5 % de los bienes intermedios. EFE



Dejar respuesta