Cae en Álava la mayor capacidad productora de marihuana ¡11.000 plantas!
ertzaintza

La Ertzaintza ha desmantelado en el municipio alavés de Amurrio un pabellón «con la mayor capacidad de producción de marihuana de Euskadi» (11.000 plantas) en una operación que comenzó el mes de noviembre del año pasado que ha culminado con la detención de tres hombres. Entre otras cosas, se ha incautado una pistola con munición.

Estos arrestos se produjeron el 11 de marzo y los detenidos, de 23, 40 y 45 años, están acusados de presuntos delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico, ha informado este sábado el Departamento de Seguridad.

La investigación ha contado con la participación de patrullas de Protección Ciudadana adscritas a las Comisarías de Llodio y de Gernika, así como la colaboración del grupo de drogas de la Ertzaintza de Bilbao.

En el pabellón desmantelado había cinco invernaderos independientes y se estaban realizando obras necesarias para instalar otras con el fin de disponer de «al menos 11.000 plantas» de marihuana.

Según Seguridad, la red operaba entre Álava y Bizkaia, donde contaban con diferentes naves industriales dedicadas al cultivo de plantas de marihuana.

120 EUROS GRAMO

Disponían de material para la extracción del polen con el que elaborar derivados del cannabis, tales como el rosin, una sustancia resinosa con un tetrahidrocannabinol (THC) activo superior al 60 %, cuyo precio en el mercado es de unos 120 euros el gramo, para lo que es necesario un suministro continuado de materia prima.

Para obtener un kilogramo de dicha sustancia serían necesarios entre 50 y 75 kilos de marihuana, ha informado el Departamento.

COSECHAS ANUALES

Para ello se había acondicionado una de las naves, ubicada en el municipio de Amurrio, con dispositivos eléctricos, bombas de calor y sistemas de ventilación y extracción de aire, así como sistemas de riego y fertilización automatizados, que podría llegar a facilitar la recolección de 4 a 6 cosechas anuales.


A pesar de que la nave no contaba con actividad comercial o laboral alguna, disponía de un sistema de videovigilancia perimetral y, además, el terreno abrupto en el que estaba ubicada permitía que las modificaciones realizadas no fueran fácilmente perceptibles.

Los integrantes del grupo criminal asumían medidas de seguridad para no ser detectados cuando acudían a supervisar los invernaderos.

PROFESIONES DE LOS CABECILLAS

Dos de los detenidos ocupaban un escalafón superior en la trama. Uno de ellos es especialista en electricidad y fontanería y el otro tiene conocimientos avanzados en la instalación de redes. El tercer detenido, por su parte, era el encargado del cuidado de las plantaciones.

Además, fueron practicados, con autorización judicial, dos registros en pabellones industriales y otros tres en sendos domicilios ubicados en AÁlava y Bizkaia.

La principal producción la tenían en el pabellón de Amurrio, donde los agentes localizaron dos zonas de invernaderos de interior con un total de 644 plantas, además de múltiple material para mantener e incrementar el cultivo, así como los materiales de obra necesarios para aumentar su capacidad hasta, al menos, 11.000 plantas.

250.000 EUROS

De hecho, en otra parte del pabellón ya estaban realizando las obras necesarias de electricidad y fontanería para la instalación de nuevos invernaderos.

Con las plantas encontradas los miembros del grupo hubieran podido conseguir en el mercado ilícito unos 250.000 euros.

PISTOLA

En los tres domicilios se incautó múltiple material electrónico como ordenadores portátiles, discos duros y teléfonos móviles, amplia documentación, dinero por un importe superior a los 26.000 euros y una pistola con munición.

EN LIBERTAD

Tras la finalización de las diligencias policiales, los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Amurrio el 13 de marzo, donde se decretó su puesta en libertad con cargos. EFE



2 Comentarios

Dejar respuesta